Horarios y frecuencias, lejos de cumplirse

Mientras en SubTV se informan ciertas frecuencias, los trenes rara vez las respetan. Quejas por adelantos en el horario de cierre de la línea D.

La frecuencia a la que circulan los trenes del Subte es uno de los puntos más cuestionados del servicio.  Con la llegada de Metrovías, se instaló el circuito cerrado SubTV en el que, además de proyectarse publicidad, se informan las frecuencias de las distintas líneas en un zócalo en la parte inferior de la pantalla.  Sin embargo, los valores que allí se leen rara vez se cumplen, aunque la concesionaria aún tiene la delicadeza de alterarlos cuando se cambia entre horarios pico y valle. 

Lamentablemente, esto ni siquiera se cumple en la sección de Estado del Servicio del sitio web de la empresa ni en el portal Subte.  Allí, a minutos del cierre del servicio, Metrovías informa que las seis líneas operan con la frecuencia correspondiente a la hora pico.  Por ejemplo, allí se lee que los trenes de la línea D operan cada 3.45 minutos aunque esta información puede ser fácilmente refutada por cualquiera que baje a los andenes con un reloj.  Es habitual que haya que esperar hasta diez minutos o más hasta que llegue el tren en ciertos horarios, hecho confirmado por empleados de las boleterías de las estaciones de la D que, vale recordar, es una de las más saturadas de la red.

Respecto a los horarios, este medio suele recibir quejas de usuarios del servicio que indican que la circulación de trenes se detiene con considerable anticipación al horario informado para el último tren.  Esta situación se registra, sobre todo, en los fines de semana cuando los controles, de existir, suelen ser más laxos.

Comentarios