Trenes Argentinos Operaciones anunció que desde el 8 de mayo habrá dos frecuencias semanales entre Once y Chivilcoy: a la habitual de los viernes se sumará una segunda que partirá los martes y retornará los miércoles. Además se agregó una nueva parada en Luján y hubo aumento de tarifas. La vuelta de los servicios más allá de Chivilcoy, en duda pese a los avances en la reparación de los puentes.

Trenes Argentinos Operaciones informó que desde el próximo martes 8 de mayo habrá dos frecuencias semanales entre Once y Chivilcoy.

A la habitual corrida de los viernes (que retorna los lunes por la madrugada) se sumará una salida los días martes, que retornará desde Chivilcoy los miércoles por la mañana.

Adicionalmente, se agregará una parada en la estación Luján, donde los trenes pasaban sin detenerse. Las otras paradas, además de las terminales, son Suipacha y Mercedes. Con esta medida, Luján recupera la conexión ferroviaria directa (sin trasbordos) con la Ciudad de Buenos Aires.

Las novedades vienen con un aumento de tarifa del 50% para el pasaje en Primera (pasa de $52 a $78) y de 42% en Pullman (pasa de $66 a $94).

La implementación de esta nueva frecuencia se rumoreaba desde el año pasado, cuando tras la transferencia de Ferrobaires al Estado nacional se agregaron corridas en los trenes a Bahía Blanca y Junín. El tren a Mar del Plata, cabe recordar, quedó con una frecuencia diaria y una expresa adicional los fines de semana largos. La restauración del resto de los servicios que prestaba Ferrobaires (entre ellos, el tren a Tandil, que corrió hasta el cese de la empresa provincial) no está en los planes actuales.

Cabe recordar que este servicio de larga distancia del Sarmiento fue inaugurado en octubre de 2013 entre Once y Bragado con una frecuencia semanal. Posteriormente fue extendido a General Pico vía Trenque Lauquen, ofreciendo combinaciones con cochemotores a General Pico vía Realicó desde Bragado y a Santa Rosa desde Catriló, con gran éxito de pasajeros. Este esquema duró hasta 2015, cuando a causa de las inundaciones varios puentes de la traza colapsaron y obligaron a limitar los servicios hasta Chivilcoy. El año pasado se reparó uno de esos puentes, mientras que las obras del segundo, que cruza el río Salado, fueron retomadas en marzo pasado. Sin embargo, el retorno de los servicios más allá de Chivilcoy es incierto.

Comentarios