El servicio entre ambas capitales era largamente esperado a ambos lados del Canal de la Mancha. Habrá dos trenes diarios y tendrán un tiempo de viaje de alrededor de cuatro horas, que esperan reducir cuando se habiliten los controles migratorios yuxtapuestos entre Gran Bretaña y los Países Bajos.

Los servicios ferroviarios directos de alta velocidad entre Londres y Ámsterdam, que operará la compañía ferroviaria Eurostar a través del túnel bajo el Canal de la Mancha, comenzarán a circular a partir del 4 de abril próximo. Sin embargo, hasta finales de 2019 los pasajeros que viajen a Londres deberán hacer un transbordo en Bruselas dado que aún no finalizaron los acuerdos necesarios para hacer el control de migraciones británico en territorio de los Países Bajos al momento de abordar. En cambio, quienes se dirijan hacia Ámsterdam podrán hacer el viaje sin cambiar de formación. 

Por el momento, se ofrecerán dos servicios al día entre ambas capitales que realizarán, además, escalas en BruselasRotterdam y, siguiendo la tendencia mundial, en el aeropuerto internacional de Schiphol. Los trenes partirán desde la estación St. Pancras, ubicada en el centro de Londres, a las 8.31 y a las 17.31 y llegarán a Amsterdam Centraal a las 13.12 y a las 22.12 respectivamente. El costo del pasaje, sólo de ida, será de 35 libras (48 dólares). La venta comenzó el pasado 20 de febrero, cuando se realizó un viaje especial para promocionar la nueva ruta.

Flamante e320 en Rotterdam, durante una prueba. (Foto: Lex van Lieshout/EPA).

El CEO de Eurostar, Nicolas Petrovic, aseguró en declaraciones periodísticas que “el lanzamiento de nuestro servicio a los Países Bajos representa un interesante avance en los viajes a través del Canal y anuncia una nueva era en los viajes ferroviarios internacionales de alta velocidad. Con servicios directos desde el Reino Unido hacia los Países Bajos, Francia y Bélgica estamos transformando los lazos entre Gran Bretaña y los tres principales países comerciales de Europa. Le sacaremos algo de mercado a las aerolíneas, pero haremos crecer el mercado.”

El servicio se brindará con los nuevos trenes e320 fabricados por Siemens y en servicio en la ruta a París desde 2015, que desarrollan una velocidad de 320 km/h -aunque circularán a 160 km/h en el túnel bajo el canal- y permiten transportar hasta 900 pasajeros por formación. De esta manera, Eurostar espera poder competir con las aerolíneas que sirven una de las rutas aéreas más transitadas de Europa, con más de cuatro millones de pasajeros anuales y perspectivas de crecimiento mientras Ámsterdam se consolida como un polo turístico y de negocios para los británicos.

Según estimó el fundador del sitio internacional de reserva de pasajes de tren Seat61, Mark Smith, al diario The Independent, “Eurostar planea ofrecer trenes directos con un tiempo de viaje de tres horas 41 minutos, sin complicaciones, con espacio para trabajar, enchufes, wi-fi gratis y, en primera clase, un almuerzo y una copa de vino servida a su asiento. Eurostar ya conquistó el 70 por ciento del mercado de viajes entre Londres y Paris, por lo que este nuevo servicio va a cambiar las cosas en la ruta Londres-Ámsterdam. Creo que dos trenes diarios es apenas el comienzo”.

Comentarios