El jefe de Gobierno se refirió a las obras en marcha en la red de subtes y al Plan de Movilidad Sustentable. También se refirió a la negociación con los chinos por la línea G.

En la recorrida que esta mañana realizó a las estaciones San Pedrito y San José de Flores de la línea A, el jefe de Gobierno Mauricio Macri habló brevemente con la prensa que se encontraba en el lugar.  En declaraciones a la señal noticiosa C5N, Macri adelantó que las obras de la A (con los primeros 400 metros de cochera) y de la B (Echeverría y Juan Manuel de Rosas, y los primeros 400 metros de cochera) se inaugurarán “antes de fin de año”. 

Se refirió también a la necesidad que tiene Buenos Aires de extender la red de subterráneos en comparación con el gran impulso constructivo que tuvo la red entre 1911 y 1944, período en el que la Ciudad inauguró las cinco líneas históricas.  En ese sentido, Macri explicó que prosiguen las negociaciones con empresas y bancos chinos para construir la línea G mediante la metodología “llave en mano”.  “Estamos esperando que los chinos bajen un poco los precios, que me parecieron un poco caros”, explicó.  “Estamos esperando una rebaja de 15% y los chinos ahora están evaluando si la pueden hacer o no”, consignó.  Originalmente, se calculó que la obra de la línea G costaría entre 1200 y 1500 millones de dólares, financiados en un 85% por el Eximbank y el restante 15% con los fondos presupuestarios con los que cuenta la Ciudad para el Subte.  Condiciones similares también fueron ofrecidas por los chinos al Gobierno nacional para el subte de Córdoba y por la compra de material rodante CITIC para el Subte porteño.  Este último acuerdo se encuentra bajo investigación judicial por presuntos sobreprecios, aunque según fuentes de Tribunales continúa en ejecución.

Por último, Macri habló sobre el Plan de Movilidad Sustentable.  En este punto, remarcó la importancia de continuar con la instalación de carriles exclusivos para el transporte público en avenidas y subrayó la construcción del BRT sobre la avenida Juan B. Justo.  Sobre este nuevo sistema de transporte, Macri realizó polémicas declaraciones al decir que “es un subte en superficie” y que “cuesta 1 millón de dólares el kilómetro porque va por arriba mientras que un subte cuesta 100 millones de dólares el kilómetro”.

 

Comentarios