Habilitan el andén norte de Plaza Miserere

Hacía años que no se utilizaba. La gente ascendía y descendía de los trenes a Plaza de Mayo por el andén central, que es más angosto. Las obras de acondicionamiento habían comenzado hace casi dos años. Finalmente ya se utiliza el andén lateral.

El andén lateral norte de Plaza Miserere (es decir, en sentido a Plaza de Mayo) comenzó formalmente esta semana a utilizarse nuevamente para cargar y descargar pasajeros. Durante décadas se había utilizado el andén central de la estación, compartido con el servicio del Ferrocarril Domingo F. Sarmiento (concesionado a TBA). El cambio realizado es una opción que ofrece mejoras en cuanto a comodidad, ya que posee una superficie mayor y la combinación con la nueva línea H es mucho más sencilla que desde el andén isla, desde el cual hay que subir a una pasarela para luego volver a descender de ella.

Las obras de reacondicionamiento para poder volver a usar el anden lateral norte habían comenzado en 2007, y significaron la reparación de estructuras en estado casi abandonado, y la instalación de escaleras mecánicas y molinetes, junto a una boletería nueva. Fueron encaradas por la Secretaría de Transporte de la Nación en el marco del Proyecto de Transporte Urbano de Buenos Aires (PTUBA) que entre otras cosas revalorizó las estaciones de la línea A, colocando azulejos nuevos que respetaban el diseño de los originales para desechar partes dañadas de los andenes (sin embargo, la boletería del andén norte cuenta con guardas azul oscuro como las de Sáenz Peña y Acoyte, en lugar de las clásicas azul violáceo de Miserere); y la instalación del sistema ATP.

Durante estos años, el andén estuvo ocupado por materiales de construcción de diverso tipo.  Durante la semana pasada se observó que el andén estaba siendo limpiado y que se ejecutaban algunas obras menores para su pronta puesta en servicio.  Así, se reemplazó la leyenda “No avanzar”, que se leía en el cartel ubicado en el pasillo de combinación de la línea H (en imagen) al costado de la escalera actualmente utilizada para subir a la pasarela, por una que dice “Línea A – a Plaza de Mayo“.  Además, durante la tarde del viernes grupos de obreros realizaban los últimos ajustes a las luminarias de la plataforma.  Durante el fin de semana, se colocaron adhesivos en las puertas del lateral derecho de algunos coches, advirtiendo a los pasajeros que en Miserere deben ahora bajarse por el lateral izquierdo.  A pesar de esta medida, puede observarse aun cierta confusión entre los usuarios, por lo que no estaría mal que se colocaran afiches explicativos en las carteleras ubicadas en los andenes de todas las estaciones de la línea.

Un poco de historia

Cuando la Compañía de Tranvías Anglo Argentina inauguró el 1º de diciembre de 1913 su línea 1 (hoy, línea A del subte), Plaza Once -hoy Miserere- fue la estación terminal, y gracias a un convenio con la empresa del Ferrocarril del Oeste -hoy Sarmiento- fue posible el diseño y construcción de la estación de subte con posibilidad de ser usada de manera sincronizada para ambos medios de transporte. Para ello, se la construyó con 6 vías (4 del subte y 2 del ferrocarril) y 4 andenes (2 laterales y dos centrales).

No obstante, recién fue posible realizar los servicios combinados en 1923, cuando se electrificó el Ferrocarril del Oeste hasta Moreno. El slogan fue “Del subte al tren, sin cambiar de andén”, y durante años no fue necesario subir a la terminal ferroviaria para dirigirse al oeste bonaerense. En ese momento, y por el inesperado flujo de pasajeros que llegaban desde el centro y cruzaban la reja para tomar el tren a Moreno, se decidió eliminar el andén lateral sur (en aquel entonces, en dirección a Primera Junta) para ensanchar el andén isla. Por eso, este tiene una suave forma de curva en toda su extensión.  Restos de la vía interior sur pueden observarse en la cochera Miserere: en ella se estacionan los equipos que realizan el bateo de las vías y la clásica zorra 1000, encargada del mantenimiento de la catenaria.  Construida en 1938 por Siemens, su mecánica y frentes son idénticos a los de los históricos coches La Brugeoise, por lo que suele pensarse erróneamente que la zorra es un coche de pasajeros reformado.

Luego de décadas de suspensión, TBA se encargó en los 90 de reactivar el uso sincronizado de la llegada y salida de trenes del Sarmiento desde Miserere en acuerdo con Metrovías. Pero el uso del subte creció como hacía años que no lo hacía en los últimos 15 años, y fue por ello que se consideró útil reactivar el andén lateral norte de Plaza Miserere.  Con la utilización de esta plataforma, aquellos que vengan del oeste podrán combinar con el ferrocarril, o bien salir a la superficie, utilizando las escaleras mecánicas instaladas.  El andén norte ofrece una combinación mucho más directa con el hall de la estación Once del ferrocarril ya que no requiere el uso de las pasarelas metálicas.  La falta de circulación de trenes del Sarmiento en la vía norte vuelve innecesario desviar las formaciones del subte hacia el andén isla cuando resulta mucho más ágil la utilización de la plataforma recientemente habilitada.   Además, la combinación con la línea H se resolvió eficientemente con la construcción de un pasillo diagonal a nivel del andén, que termina a los pies de la escalera que, a partir de este cambio, se usará para acceder exclusivamente a la pasarela que lleva al andén isla sur (a Carabobo) de la linea A. 

Otra de las ventajas operativas que tiene el andén norte es que los trenes a Plaza de Mayo no tendrán que pasar por el cambio de vias que hay justo antes de entrar a la estación.  Esto evitará al material rodante un mayor desgaste en los sistemas de acople y en las carrocerías.  Por otra parte, los pasajeros no sufrirán los bruscos movimientos que realizan los trenes allí cuando deben cambiar de vía.

Comentarios