La Ciudad reiteró que la Nación "tendrá que resolver el subsidio y la tarifa" del subte, lo hizo a través de su ministro de Hacienda Néstor Grindetti quien insistió que la administración porteña no tiene responsabilidad sobre el servicio del transporte. El 3 de enero, el Gobierno dejará de entregar subsidios a la concesionaria Metrovías.

Un nuevo capítulo de la disputa por el traspaso de los subtes comienza a tomar forma. El 3 de enero de 2013, el Gobierno nacional prevé dejar de entregar los subsidios con el cual permite que la compañía Metrovías mantenga en $2,50 el precio del pasaje.

Esta decisión, ratificada en el proyecto de Presupuesto 2013, había sido consignada en el acta de traspaso firmada por el Gobierno nacional y el porteño el 3 de enero de 2012. Luego, la Ciudad de Buenos Aires desistió de continuar con el pase del servicio y desconoció el documento.

“No es un tema nuestro. Es un tema del Gobierno nacional. Tendrá que resolver qué va a hacer con el subsidio y la tarifa a partir de enero”, advirtió al respecto el ministro de Hacienda porteño, Néstor Grindetti.

En ese sentido, el funcionario de Mauricio Macri reiteró que, “si la Nación decide dejar de subsidiar el boleto, aún es la encargada de definir el precio del pasaje”.

Y agregó: “La regulación y la concesión de todo el servicio lo maneja el Gobierno nacional, que se lo concede a la empresa Metrovías”, argumentó este lunes en diálogo con FM Delta.

Por otra parte, Grindetti aclaró que “el presupuesto para la mejora del material rodante que se está discutiendo en la Legislatura porteña no tiene que ver con el traspaso. No quiere decir que tengamos el poder regulatorio”, indicó.

Comentarios