El ministro de Hacienda, Néstor Grindetti, adelantó que el gobierno de Macri no pondrá dinero para sostener la tarifa. En enero, cuando Nación acordó retirar el 50% del aporte, el pasaje aumentó $1,40. Se estima que la nueva tarifa alcance los $4.

Un nuevo round en la pelea por el traspaso de los subtes entre la Ciudad de Buenos Aires y la Nación: ambos gobiernos ya confirmaron en sus respectivos proyectos de Presupuesto para el 2013 que no subsidiarán el boleto de subte.

A principios de enero, el kirchnerismo había acordado en el acta de traspaso pagar por un año el 50% de los 60 millones de pesos mensuales necesarios para mantener el pasaje al costo de $1,10. Por su parte, el gobierno de Mauricio Macri alegó que su Presupuesto no contemplaba ese gasto extraordinario y dispuso compensar la otra mitad con un aumento que llevó a que los usuarios paguen $2,50 por cada uno de sus viajes.

A partir del año que viene, la empresa Metrovías no contará con los treinta millones de pesos que la Nación aporta cada mes para sostener la tarifa, por lo que el boleto debería aumentar al menos otros $1,40, yéndose al menos a $3,90.

Sin embargo, estos cálculos no contemplan la inflación anual, estimada en 8,9% por el Indec y de alrededor de 20% por las consultoras oficiales, ni los aumentos salariales otorgados por la empresa. A esto se suman además las declaraciones del jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, quien había afirmado que el pasaje debería costar $5,50.

De todos modos, la Ciudad asegura que un incremento tarifario deberá ser aprobado por el kirchnerismo. Al respecto, el ministro de Hacienda porteño, Néstor Grindetti, explicó: “El concedente, el signatario del contrato de concesión, es el gobierno nacional. El que está obligado por contrato es el gobierno nacional”.

En diálogo con radio La Red, el funcionario porteño explicó por qué el PRO no incluye partidas presupuestarias para el subte en su proyecto de Presupuesto para el año próximo. “Al estar la Ciudad fuera del contrato de concesión, no tenemos nada que nos obligue o nos permita incorporar algún tipo de fondo destinado al subterráneo”, argumentó.

“Para que la transferencia fuera efectiva, para que se pudiera incorporar alguna partida en ese sentido, la Legislatura tendría que haber aprobado la transferencia y esto no ocurrió”, concluyó al respecto.

Metrovías en números

Comentarios