El gremialista Néstor Segovia dijo que la medida "prácticamente está decretada" de esa forma, aunque luego le bajó el tono a su declaración. Al reclamo salarial se sumó un pedido de "mejora en las condiciones de trabajo". La huelga lleva 8 días.

El gremialista Néstor Segovia -uno de los líderes de los metrodelegados- aseguró esta mañana que la huelga que paraliza desde hace ocho días al subte “prácticamente está decretada por tiempo indeterminado”. Y aunque luego le bajó el tono a esa definición, consideró que la resolución del conflicto todavía aparece lejana.

Segovia expresó que el paro seguirá “hasta que Metrovías se siente a discutir las paritarias y se consigan mejores condiciones de trabajo”. Y en declaraciones a Radio Mitre, manifestó que el paro “prácticamente está decretado por tiempo indeterminado”. Más tarde, sin embargo, le quitó trascendencia a sus definiciones y, a través de la agencia oficial Télam, aseguró que “la decisión es por 24 horas, nunca dijimos que era por tiempo indeterminado”.

Consultado sobre la acusación del jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, acerca de que su sector responde al Gobierno nacional, el dirigente se limitó a responder: “No lo quiero tratar de mentiroso ni nada, pero yo hace un año que quiero conversar con él”. Luego agregó: “Yo no soy ultrakirchnerista”.

Respecto a la disputa, Segovia consideró que “está mal barajada de entrada, con mala leche por parte de los dirigentes de arriba; hoy estamos embarrados y hacen que nuestro conflicto se torne político y dejarnos a nosotros como los malos”.

El dirigente analizó que “el problema que está teniendo ahora Macri es que de entrada ingresó en la interna gremial” que enfrenta a los metrodelegados y con la Unión Tranviarios Automotor (UTA). “Y eso quedó demostrado anoche porque a nosotros anoche nos llevaron a un cuartito, nos dieron café y nos dejaron ahí once horas sin hablar con nadie”.

“Después salió la UTA con un acta trucha, diciendo que firmó un 23% de aumento si, por casualidad, alguien nos da la plata”, agregó Segovia. El sindicalista se refirió así a la extensa negociación mantenida ayer en el ámbito de la Subsecretaría de Trabajo porteña, al término de la cual se informó que la UTA aceptó un acuerdo salarial del 23 por ciento, mientras los metrodelegados decidieron continuar con la medida de protesta.

Comentarios