La legisladora conversó con propietarios de inmuebles que están sobre la traza de la extensión de la línea H quienes le expresaron su malestar por la expropiación y denuncian que nadie consultó "de qué manera ellos podían ser menos perjudicados".

La diputada por el Partido Socialista Auténtico, Virginia Gonzalez Gass, se reunió con vecinos dueños o inquilinos de más de 30 locales linderos a las obras de la estación de subte H que van a ser demolidos y expropiados y reclaman por la forma en la que se pretende hacer la expropiación. “Los vecinos no están en contra del subte, pero sí de la manera en la que están llevando a cabo la expropiación, algunos hace más de 50 años que tienen sus negocios en este lugar, tienen sus clientes y no pueden armar un local nuevo que este bien situado y en una zona de privilegio para el comercio como este”, dijo González Gass.

Y agregó: “El problema es que nadie los consultó de qué manera ellos podían ser menos perjudicados, muchos de los cuales además son inquilinos y para ellos parecería no haber ningún derecho. Los vecinos, están desesperados y sin saber qué hacer. Muchos hace varias décadas que alquilan los locales y tienen allí su única fuente de ingresos. Además, quienes tengan empleados deberán pagarles las indemnizaciones correspondientes, ya que ni en eso los ampara la ley, llevándolos prácticamente a la quiebra”.

Según lo que rescató la legisladora en el diálogo con los ciudadanos, “los dueños de los locales tampoco podrán apelar la medida de Mauricio Macri y serán resarcidos sólo con el 30 por ciento del valor real del inmueble, según la tasación que el mismo Gobierno se encargó de realizar y que es irreal y muy por debajo del valor justo”.

“Los dueños a pesar de no querer vender, pretenden que se les pague lo que corresponde como indica la Ley de Expropiación en su articulo 9ª, y por otro los inquilinos quieren que les faciliten una salida concreta para poder continuar con sus comercios”, añadió.

“Por el momento, la única solución será presentar un recurso de amparo para frenar la medida o esperar a que el Gobierno porteño de marcha atrás con su decisión”, concluyó la legisladora Gonzalez Gass.

Comentarios