Piden que el gobierno de la Ciudad relocalice la futura estación. Para SBASE, la reunión fue positiva.

“Es la plaza o la estación de subte . No hay otra posibilidad. El panorama es más pesimista de lo que pensamos.” Con esta sensación salieron de la reunión los vecinos que fueron convocados ayer por Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado (Sbase) para discutir sobre la obra de extensión de la línea H de subterráneos hacia Retiro. El nudo del conflicto está en el pedido vecinal, vía amparo judicial, para que se detengan las obras en la plaza Intendente Alvear y se evalúe la posibilidad de trasladarlas unos metros, a la altura de la Facultad de Derecho de la UBA.

“La plaza va a quedar totalmente desvirtuada. Va a tener dos bocas de subte anchas, a las que se suman las estructuras que permiten la ventilación. El parque se va a transformar en un nodo peatonal. Es la estación o la plaza”, explicó Santiago Pusso, de la asociación Basta de Demoler, que presentó un recurso judicial para frenar las obras , que incluyen el trasplante de varios árboles.

Por el momento, está en vigencia la orden judicial dictada por el juez en lo Contencioso Administrativo Guillermo Scheibler, quien ordenó al gobierno de la ciudad y Sbase la “inmediata suspensión de cualquier actividad que implique la remoción o destrucción del arbolado de la plaza Intendente Carlos María de Alvear” hasta que un juez resuelva la cuestión de fondo. Ahora la causa está en manos del juez en lo Contencioso Administrativo a cargo del juzgado N° 10, Hugo Zuleta.

La voz de la empresa

En Sbase creen que la reunión con los vecinos fue positiva. Según voceros de la empresa, les explicaron cómo quedará el proyecto definitivo y que se estudiaron una serie de variantes para procurar que la estación se vinculara con la Facultad de Derecho de la UBA, el Centro de Exposiciones, el área comercial, el museo y las líneas de colectivos de la zona.

“Ubicarla bajo la avenida Pueyrredón implicaba el corrimiento de una cañería de provisión de agua. Esto significaba una complejísima tarea que podía dejar sin agua a todo el barrio de Recoleta. Al mismo tiempo, esta ubicación hubiera cortado el tránsito en una zona de alto flujo vehicular. Y debió descartarse también el emplazamiento en la zona aledaña a la facultad, puesto que no hubiera permitido el ángulo de giro necesario para continuar el recorrido hasta Retiro”, indicaron en la empresa mediante un comunicado.

Pusso insistió: “Creo que tiene que haber otra alternativa, aunque tal vez sea más costosa. Suena lógico lo que explican en Sbase, pero nosotros creemos que la Justicia está de nuestro lado porque incluso la ley que establece la traza de la línea H ubica la estación en plaza Francia”. La ley a la que se refiere Pusso es la 317 y efectivamente ubica la estación en el espacio verde que está frente a donde se está realizando la obra.

En Sbase explicaron que “la ubicación debajo de la plaza Francia implica, por su geometría, retirar toda la fila de árboles sobre la avenida Pueyrredón y otros tantos ubicados dentro de la misma plaza. Asimismo, era necesario utilizar, y eventualmente expropiar, el subsuelo de varios edificios”.

Las obras de extensión de la línea H, que unirá Pompeya con Retiro, comenzaron en la Recoleta hace poco más de un mes. El obrador que se instaló en la plaza Intendente Alvear obligó a relocalizar a 80 de los 550 artesanos, manualistas y artistas plásticos que ofrecen allí su producción los sábados, domingos y feriados. El plan original establecía el plazo de un año para la construcción de la losa y los pilotes de la estación, así como la reconstrucción del espacio verde. Pero el conflicto y la oposición vecinal se acrecentaron cuando se comunicó la mudanza y el trasplante de árboles..

Comentarios