GCBA da por terminada negociación con Metrodelegados por la línea B

La vicejefa de gobierno María Eugenia Vidal declaró que la actitud de los trabajadores es "incomprensible". "No hay excusa para no operar el servicio" cuestionó. Metrodelegados insisten en retomar el diálogo.

Duras declaraciones emitió esta mañana la vicejefa de gobierno de la Ciudad María Eugenia Vidal, quien dio por terminadas las negociaciones que la administración porteña venía sosteniendo con el gremio por las nuevas estaciones de la línea B.

La número dos del gobierno sostuvo en una entrevista radial que “La Justicia ha fallado dos veces a favor de la Ciudad diciendo que las estaciones están en condiciones. No hay excusa para no operar el servicio” y calificó la medida como “incomprensible“, dejando abierta la posibilidad de establecer sanciones.

La funcionaria recalcó que el nuevo diagrama de trabajo no implica una extensión de la jonada laboral de seis horas, además de sostener que las condiciones de infraestructura están garantizadas: “se armó una comisión de seguridad e higiene, se les ofreció (a los delegados) recorrer con ingenieros de SBASE y Metrovías todas las instalaciones para certificar que la situación estuviera en condiciones, más allá de que ha sido certificado tanto por la subsecretaría de Trabajo y el ente regulador de servicios públicos”.

Desde el gremio aseguraron que tienen intenciones de retomar el diálogo para solucionar el conflicto, pero cuestionaron el acuerdo que la Ciudad alcanzó con la UTA la semana pasada. Asimismo señalaron que sólo desistirán de la aplicación de medidas de fuerza si Metrovías y la Ciudad se comprometen a establecer un Comité de Higiene y Seguridad “que revise nuestras denuncias y las corrija”.

Inauguradas el pasado 26 de julio por el jefe de gobierno Mauricio Macri, al filo de la veda electoral para actos de gobierno, Echeverría y Juan Manuel de Rosas se vieron envueltas en un conflicto gremial en el que se entremezclan razones de seguridad operativa con las negociaciones por el nuevo diagrama de trabajo a adoptar, que reduciría el tiempo de descanso del que gozan los trabajadores. Ayer fracasó la séptima ronda de negociaciones con los gremialistas.

Comentarios