Ferrobaires: Vidal removió a Maltana y designó a un ignoto titular

La gobernadora aceptó la renuncia de Antonio Maltana, que era el titular desde 2011. En su lugar designó a un coronel retirado con nula experiencia en el sector, Héctor Fernando Ramón Dotti, quien virtió conceptos poco claros acerca de su nueva función. El estado terminal de la UEPFP torna imprescindible su traspaso a la Nación.

La gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, oficializó este martes la remoción de las autoridades de Ferrobaires heredadas de la gestión de Daniel Scioli. Mediante dos decretos publicados en el Boletín Oficial, que llevan la fecha del 17 de febrero, Vidal le aceptó la renuncia a Maltana, que había sido puesta a consideración de la titular del ejecutivo el 15 de enero pasado.

El anuncio tomó por sorpresa a Maltana, quien manifestó el martes mismo estar “trabajando en mi oficina como todos los días” y aseguró que si bien puso a disposición su cargo “para que lo ratifiquen o rectifiquen”, nunca presentó formalmente la renuncia. “No tengo ninguna información oficial”, recalcó el funcionario. “Todavía soy el administrador general y lo que corresponde es que alguien me avise formalmente y traiga acá el reemplazo, si es el caso, porque hay que hacer un traspaso y yo no me puedo ir dando un portazo”.

En reemplazo de Maltana, Vidal designó a Héctor Fernando Ramón Dotti, un coronel de caballería retirado, de 64 años de edad y con nula experiencia en el sector. Según publicó InfoCielo, hasta ahora Dotti se desempeñaba como “evaluador institucional en una escuela media”, trabajo al que renunció para hacerse cargo de la UEPFP. El militar es también licenciado en Organización y Estrategia egresado de la Escuela Superior de Guerra “Teniente General Luis María Campos”.

Entrevistado por ese mismo medio, Dotti destacó que viaja “todos días en el [ferrocarril] San Martín a la Ciudad de Buenos Aires” y que su gran desafío es “cambiar aunque sea parte de cómo viaja nuestra gente desde el Conurbano a la Capital y dentro de la provincia”, haciendo gala de un desconocimiento alarmante acerca de las competencias de la UEPFP, que no tiene jurisdicción alguna sobre los ferrocarriles metropolitanos.

El “desafío” es “hacer un buen diagnóstico para, con lo que falta, mejorar lo que tenemos […] La idea es apoyar hasta donde podamos y hasta donde nos dejen”, destacó con escasa claridad.

Lo único claro es que el panorama para la Unidad no deja de ser incierto: su traspaso a la Nación –y desaparición– está previsto desde hace casi una década y se ha vuelto inevitable en el contexto abierto por la nueva ley de Ferrocarriles Argentinos. Por lo pronto, languidece en estado terminal. En lugar de avanzar en su liquidación, el gobierno provincial designó a un titular que aparenta desconocer incluso a qué se dedica Ferrobaires.

Comentarios