Metrovías y los Delegados coinciden en que fueron cortados cables del sistema de señales durante la noche. Aunque no hay formalmente acusados más allá de "una empresa clandestina" a la que aludió Segovia, la situación se da en el marco de una tensa negociación con el GCBA por la continuidad de la concesión.

Esta mañana la línea C no pudo iniciar su servicio debido a un cortocircuito que sacó de funcionamiento al sistema de señales ATS de la línea que une Constitución con Retiro. El principio de incendio generó una gran cantidad de humo que se expandió por la línea e incluso afectó a la estación 9 de Julio de la línea D, la cual debió ser cerrada por prevención. Los trenes no paraban en la estación de combinación.

Más tarde la línea C comenzó a prestar servicio reducido entre Constitución y Diagonal Norte, mientras los peritos y personal técnico de la concesionaria Metrovías estudian el incidente en el túnel, informó la empresa a este medio.

Más temprano el delegado de la línea C y miembro de la Comisión Directiva de la AGTSyP, Néstor Segovia, se refirió al incidente denunciando un presunto atentado por parte de una “empresa clandestina”. Segovia denunció que “alguien cortó los cables” del sistema de señales provocando el incidente que no generó heridos, según lo informado por Metrovías.

Si bien no existen aún determinaciones por parte de la concesionaria ni mayores precisiones de los delegados, el gremio y la empresa llamativamente coinciden en que el desperfecto podría haber sido intencional.

Esta situación se da en el marco de las tensas negociaciones por el contrato de concesión que le permitiría continuar la operación del servicio a la empresa Metrovías que está al frente del Subte hace ya casi 20 años.

Comentarios