Dos coches Mitsubishi se desacoplaron del resto de una formación este sábado al mediodía en la estación Federico Lacroze. Los heridos leves fueron atendidos. Metrovías denunció sabotaje a través de un comunicado.

Los dos últimos coches de una formación Mitsubishi se desprendieron del resto de un tren este mediodía en la estación Federico Lacroze de la línea B. El tren se encontraba compuesto por seis coches.

Debido a que las unidades equipan frenos fail-safe, tanto los coches que quedaron traccionando como los desprendidos detuvieron su marcha inmediatamente.

Metrovías denunció que se trató de un incidente intencional y acusó un acto de sabotaje. La empresa precisó en un comunicado que “personal técnico verificó que había sido accionada una llave de acople ubicada en un lugar de difícil acceso y que sólo puede ser manipulada por una persona con conocimientos en la materia”. Debido a esto, ya se están cursando las denuncias pertinentes.

Por su parte, el delegado Claudio Dellecarbonara afirmó que “afortunadamente el tren iba baja velocidad en la entrada de la estación, porque si esto pasaba a otra velocidad o en otro sector de la línea podría ser una tragedia”.

En marzo de 1995 hubo un accidente similar en la línea B, cuando un coche se desprendió de una formación Metropolitan Cammel e impactó contra otra que ocupaba la misma vía, ocasionando 70 heridos. Anteriormente, en agosto de 1993, dos formaciones Siemens FM colisionaron en Angel Gallardo ocasionando 70 heridos.

Afortunadamente, hoy no hubo que lamentar heridos de gravedad, aunque algunos pasajeros aseguraron en la red social Twitter que un hombre estuvo a punto de caer a las vías. La circulación se regularizó prontamente.


Vista desde los coches delanteros.


Los coches desprendidos, aún con pasajeros dentro.

Comentarios