Un problema eléctrico obligó a interrumpir la línea y evacuar todos los trenes varados en los túneles.

Un desperfecto en una subestación eléctrica de la red de subterráneos originó un problema de magnitud, al interrumpir la electricidad “de tracción” enviada por la catenaria a un tramo de la línea D.

Esto obligó, primero, a interrumpir la línea entera, y luego a implementar un servicio corto entre las estaciones Congreso de Tucumán y Pueyrredón.

El desperfecto fue superado, pero los pasajeros no desaprovecharon el momento para capturar el hecho con sus cámaras y celulares. 

 

 


 

Comentarios