Roberto Pianelli, secretario general de la Asociación Gremial de Trabajadores de Subte y Premetro (AGTSyP), manifestó a este medio que existe desconfianza entre sus representados respecto a la política que pueda ejercer el macrismo hacia el Subte.

 “Si no hay una buena relación con los gremios, va a ser difícil convivir” dijo Pianelli en lo que podría considerarse una advertencia al Gobierno de la Ciudad en caso de que se concrete la devolución de la red.  En un diálogo exclusivo con enelSubte.com, el dirigente, del sector más dialoguista de la AGTSyP, basó su afirmación en la conflictiva relación que el GCBA mantiene con gremios como los docentes o los municipales desde que el PRO llegó al poder local en 2007.  “SUTECBA, UPC y ATE entraron en conflicto apenas asumió Macri” recordó, pero aclaró que no es intención del sindicato entrar en conflicto con el macrismo.

Metrovías

Respecto a la continuidad o no de Metrovías al frente del servicio, Pianelli se mostró cauteloso: “estatal no quiere decir que sea mejor”.  Por ahora, el gremio no tomará posición por ninguna alternativa en la administración del Subte, aunque el secretario general manifestó cierto temor a que se desate un enfrentamiento entre Macri y el grupo Roggio tal como sucedió en el negocio de la basura.  “Puede terminar mal”, predijo.  

No obstante, se mostró a favor de revisar los pliegos licitatorios de la concesión a Metrovías: “son pliegos menemistas y addendas sistemáticas oscuras a favor de Metrovías”, dijo.  “Personalmente creo que todo el transporte debe ser estatal, no sólo el Subte.  En Nueva York, el MTA (Autoridad de Transporte Metropolitano, por su sigla en inglés) es dueño de buses, trenes y subtes.  Este es el paradigma.”

Tarifas

“En las líneas B y D, el 90% no necesita subsidio. Ya se acabó la etapa donde necesitábamos subsidios: hasta yo debo pagar más el pasaje. No puede ser que alguien cobre 8 lucas y pague $ 1,10. Esto es irrisorio”, lanzó Pianelli.  Al mismo tiempo, manifestó que espera que el problema de las tarifas se resuelva adecuadamente a través del SUBE.  En oportunidad de su lanzamiento, las autoridades nacionales dijeron que se iba a utilizar dicho instrumento para subsidiar específicamente a quienes lo necesitaran en virtud de sus ingresos y/o cantidad de viajes que deban realizar por dia para llegar a destino.

En cambio, el dirigente remarcó que “en este caso, el Subte en manos de este Estado (en referencia al Gobierno porteño), puede significar que el subte cueste $4.  Creemos que el control de la tarifa a manos de Macri puede ser un peligro”.

Comentarios