La formación "E", que retornó recientemente de reparación general, incorporó mejoras sustanciales que corrigen ciertos defectos del material rodante. Nuevas luminarias, pasamanos, tapizados, fuelles y mejoras mecánicas.

La formación Nagoya “E” de la línea C reingresó a servicio algunas semanas atrás luego de haber sido sometida a una exhaustiva reparación general en talleres externos.

Aunque sin alterar sustancialmente su fisonomía, los cambios son profundos y vienen a mejorar algunos puntos débiles de los trenes, cuyos interiores permanecían intactos desde que arribaron de Japón.

En el exterior se practicaron reparaciones de carrocería y tareas de pintura, aplicando la nueva identidad corporativa del Subte y eliminando toda mención a la operadora Metrovías.

En cuanto a iluminación, se reemplazaron los tubos fluorescentes sin protección por luminarias led, de mayor poder lumínico y menor consumo y se alteró su disposición, ahora en dos hileras en el cenit del techo.

Asimismo se instalaron nuevas agarraderas, se modificó la disposición de los pasamanos alrededor de las puertas y se colocaron unos nuevos en el centro del coche, para facilitar que los pasajeros puedan sujetarse en las fuertes curvas de la línea C. La modificación viene a corregir uno de los aspectos quizás más problemáticos en lo que a comodidad del usuario se refiere en este tipo de material rodante.

Se reemplazó completamente la alfombra de los pisos y se recambiaron vidrios y burletes de las ventanillas y las puertas. Inclusive se retapizaron los asientos, manteniendo la tradicional pana de color azul.

También se introdujeron mejoras en la parte mecánica: se cambiaron los fuelles, reemplazaron algunas piezas deterioradas y pintaron componentes. Asimismo, se reemplazaron las ruedas y se realizó una puesta a punto general, por lo que el confort de marcha mejoró sustancialmente.

Los trenes Nagoya circulan desde 2007 en la línea C, donde reemplazaron a los clásicos Siemens que habían sido incorporados por la CHADOPyF en 1934. Anteriormente habían circulado en la línea D, donde comenzaron a circular entre 1998 y 1999 luego de ser adquiridos por el Estado Nacional al Metro Municipal de Nagoya por intermedio de la trader japonesa Marubeni.

Dicha corporación proveerá el próximo año nuevos trenes para la línea C, también provenientes de la línea Higashiyama del Metro de Nagoya.

Comentarios