Metro de Madrid confirmó la presencia de asbesto en una cuarta pieza de los CAF 5000: se trata de una "placa de aislamiento de la canalización de los pasacables de alta tensión" que se encuentra "encastrada y confinada" en el interior de los coches. La exposición al material ya provocó la muerte de un trabajador. La red de la capital española va al paro cuatro días en protesta por la gestión de la crisis del asbesto.

El Metro de Madrid confirmó que se han encontrado nuevas piezas con asbesto en los trenes CAF 5000, parte de los cuales fueron vendidos al Subte para la línea B.

Se trata de una “placa de aislamiento de la canalización de los pasacables de alta tensión”, que se suma a los “apagachispas” y a otros dos componentes eléctricos de esos trenes, piezas en las que ya se había detectado la presencia de asbesto. Esa placa se encuentra “encastrada y confinada” en el interior de los CAF 5000, informó Metro de Madrid.

De manera preventiva, la empresa ha ordenado la prohibición de realizar trabajos que impliquen la perforación de los pasacables. El descubrimiento se realizó gracias a las inspecciones ordenadas por Metro de Madrid en el marco de un plan para desamiantar el metro, que demandará una inversión de 140 millones de euros (más de cuatro mil millones de pesos argentinos).

El asbesto es un material que fue ampliamente utilizado como aislante durante el siglo pasado, hasta que se tomó conocimiento de que la exposición prolongada al mismo termina desembocando un tipo de cáncer conocido como asbestosis. El Metro de Madrid ya ha reconocido a cuatro empleados que padecen esta enfermedad, uno de los cuales (oficial de mantenimiento de trenes) falleció el pasado jueves. En honor a su memoria, el Metro de Madrid paró durante cinco minutos el pasado viernes al mediodía.

En virtud de esta peligrosidad, se ha prohibido su utilización y comercialización en buena parte del mundo y existen estrictas normas para su manipulación. Tanto en España como en Argentina, su utilización, comercialización e importación están prohibidas desde el año 2001.

Entre 2011 y 2012, en una operación sospechada que es objeto de una causa penal, Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) adquirió 36 coches CAF 5000 para la línea B, que ingresaron a servicio desde 2013. Pese a que Metro de Madrid tenía conocimiento de la presencia del peligroso material desde al menos 2003, esto no habría sido comunicado a SBASE ni detectado por la empresa estatal porteña. Trenes idénticos a los comprados para el Subte, que se pagaron 550 mil dólares por unidad, salieron a la venta a fines del año pasado por apenas 5000 por coche.

Una vez que estalló el escándalo del asbesto, SBASE decidió retirar en febrero pasado los trenes CAF 5000 de servicio y conformó una comisión mixta con representantes sindicales para inspeccionar la flota CAF 6000. En paralelo, la empresa estatal expresó su voluntad de denunciar a Metro de Madrid por haber ocultado información al momento de ofrecer los trenes a la venta.

El Metro de Madrid vuelve a parar por el asbesto

Los días 1°, 4, 8 de junio la red de la capital española paralizará por la mañana de 6 a 10:15 y de 13:20 a 21:30. En tanto, el 15 de junio la protesta será de 11:30 a 14:30.

A estas acciones se suman el paro de cinco minutos en homenaje al trabajador fallecido (ver más arriba) y la medida de fuerza de tres días convocada en marzo pasado.

Todas las medidas de fuerza son respaldadas por el Sindicato del Colectivo de Maquinistas de Metro Madrid y por la central sindical Comisiones Obreras.

Comentarios