Empleados de SBASE pidieron a Piccardo un mayor aumento de salarios

El directorio de la empresa aprobó un 10% de aumento de salarios, mientras que el gremio solicitó un 25%. Según Piccardo "los sueldos del Subte son altos".

En medio de las negociaciones paritarias que sostienen los distintos sectores de la economía, los trabajadores de SBASE efectuaron un nuevo reclamo a Juan Pablo Piccardo, presidente de la empresa estatal.  El pasado 9 de abril se realizó un almuerzo para los empleados en la estación Corrientes de la línea H.  Representantes de los trabajadores de SBASE aprovecharon la oportunidad para entregarle en mano una carta a Piccardo, en la que le piden que reconsidere la propuesta salarial que le elevaran al directorio de la empresa en marzo.

El mes pasado, SBASE otorgó a su personal un aumento de 10% que fue considerado insuficiente por el gremio.  En la petición que presentó APDESBA (Asociación de Personal de Empresa Subterráneos de Buenos Aires), los trabajadores solicitan un aumento salarial del 25% en total (15% adicional al aumento ya otorgado).  Para llegar a este guarismo, promediaron el aumento que obtuvieron los demás gremios, la tasa de inflación esperada para este año y el Índice de Variación Salarial recopilado por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC).  Al explicar los fundamentos de su solicitud, los trabajadores no se privaron de cuestionar la veracidad de las cifras de inflación difundidas por el INDEC, por lo que se basaron en aquellas difundidas por el sitio web Inflación Verdadera. 

Sin embargo, estas no fueron las únicas críticas vertidas en la petición.  Allí explican que SBASE ya les concedió un aumento de 10% en 2009, al que consideran insuficiente para mantener el poder adquisitivo del salario, mientras que en años anteriores obtuvieron aumentos superiores al 20% -cifra además en línea con el promedio de aumentos salariales de los demás gremios-.  También cuestionan que el directorio de la empresa tome como base para los reajustes de contratos con proveedores de obra cifras de inflación difundidas por consultoras privadas, que suelen ser el doble más altas que las difundidas por el INDEC, mientras que las del organismo oficial son utilizadas para conceder reajustes a los empleados.  Esto, explican desde APDESBA, va incluso en contra de la práctica del Gobierno de la Ciudad para determinar las subas salariales a los empleados municipales.

La respuesta del directorio

Según fuentes del sindicato, el directorio de SBASE -presidido por Juan Pablo Piccardo- rechazó la propuesta elevada por APDESBA argumentando que “los sueldos del Subte son altos” y que pretenden “equiparar nuestro sueldo con el de los trabajadores municipales”.  En la carta abierta entregada en mano a Piccardo el pasado viernes, los representantes gremiales indicaron que la postura sostenida por el directorio ya provocó que más de treinta profesionales altamente calificados abandonaran la empresa estatal en busca de un futuro mejor en la actividad privada, de lo que informó oportunamente enelSubte.com. 

También destacaron las obras construídas en los últimos 15 años con  una calidad que no se ve en otras partes del mundo.  Todo este esfuerzo fue realizado, destacan, por personal calificado y formado en SBASE que incluso sus servicios fueron solicitados para corregir defectos en obras privadas.  Negarles un aumento de salario como el que solicitan significaría una desvalorización del personal, además de que profundizaría la “fuga de profesionales” que sufre SBASE desde que el macrismo asumió en la Ciudad.

Estos desacuerdos entre la conducción y el personal no son nuevos.  Se suman ya a una larga cadena de eventos que se suceden en el seno de la empresa estatal, que van desde la paralización de las obras en 2009 hasta la contratación desmedida y precaria de personal que ya duplica a aquellos incorporados a la planta permanente.  Estos últimos se encuentran trabajando en SBASE bajo la modalidad de “contrato a plazo fijo” y cumplen, según argumentan, tareas propias del personal de planta.  Por lo tanto, exigen que se los incorpore efectivamente a la empresa en lugar de optar por una renovación permanente de los contratos.  Estos reclamos también fueron reiterados por el sindicato, al solicitarle a Piccardo que no se realice ningún tipo de discriminación entre los trabajadores.

Comentarios