Al igual que el año pasado, el Subte se sumó a la convocatoria a la marcha por la eliminación de todas las formas de violencia contra la mujer. Esta semana se firmó un acuerdo que permite a las trabajadoras del Subte víctimas de violencia de género tomar una licencia de diez días con goce de sueldo.

El Subte porteño se sumó a la convocatoria a la marcha #NiUnaMenos, que se realizará en la tarde de este viernes frente al Congreso Nacional en reclamo por la eliminación de todas las formas de violencia contra la mujer.

La convocatoria se había originado el año pasado como respuesta social frente a los resonantes femicidios ocurridos en nuestro país. En aquella oportunidad, el Subte también había acompañado la manifestación.

Los carteles electrónicos ubicados en los accesos a las estaciones, que habitualmente muestran mensajes relacionados con el estado del servicio, desplegaron desde esta mañana la consigna “Volvemos a gritar #NiUnaMenos”.

En paralelo, el pasado 1° de junio la AGTSyP (Asociación Gremial de Trabajadores de Subte y Premetro) cerró un acuerdo paritario en el que se incorporó una novedosa licencia ante situaciones de violencia de género, la primera de su tipo por fuera del empleo estatal.

Las trabajadoras del Subte podrán solicitar una licencia especial con goce de haberes, siempre que invoquen una situación establecida en la ley nacional 26.485 y hayan realizado la denuncia correspondiente. Esta licencia establece una suspensión de tareas por el plazo de diez días con pleno goce de haberes y es de carácter “preventivo”.

Según destacaron desde el gremio, la licencia ayuda a “visibilizar” la problemática.

Otra de las licencias conseguidas por el sindicato fue una de diez días por enfermedad de hijos, que podrá ser solicitada tanto por las madres como por los padres.

Comentarios