“El Subte está subsidiado hasta el 2017”

El ministro de Hacienda de la Ciudad, Néstor Grindetti, destacó que “para no producir un aumento” en el valor del boleto del subte al concretarse la transferencia del servicio a la Ciudad, el Gobierno Nacional debería traspasar las partidas correspondientes. También planteó una modificación al sistema de subsidios y remarcó que “debe ser sobre la demanda y no a la oferta”, para incentivar mejoras al servicio por parte del concesionario.

La transferencia de los subtes y el premetro de la Nación a la Ciudad y el impacto que el traspaso podría generar en el costo del boleto, es el tema del día en materia de política porteña. Ante las dudas que el anuncio realizado el pasado miércoles por el ministro de Economía de la Nación, Amado Boudou, y el de Planificación Federal, Julio De Vido, generan en el Gobierno de la Ciudad y en la opinión pública, el titular de la cartera de Hacienda de la Ciudad, Néstor Grindetti, explicó cuál será la posición que los funcionarios porteños llevarán a la reunión que mantendrán el viernes con representantes del Gobierno nacional.

“Creo que es parte de un avance en la autonomía de la ciudad. La idea es transferir el control a la Ciudad, pero hay que hablar el tema de los recursos. El servicio de subte y premetro tiene un subsidio del gobierno y hay que prever como lo hacemos. Deberían transferir la partida presupuestaria al Gobierno de la Ciudad”, sostuvo Grindetti en diálogo con radio Uno.

El Ministro porteño, destacó que “para no producir aumento” en el costo del pasaje, la partida presupuestaria correspondiente al subsidio debería traspasarse también ya que el servicio “está subsidiado hasta el 2017” y “en la Ciudad no hay una fuente de ingresos para financiar al subsidio si el Gobierno nacional no lo pasa”. “No podemos hacer que la gente termine pagando el costo de la transferencia, además no está en el presupuesto”, subrayó.

Más allá de reclamar la transferencia de los montos de los subsidios junto con la administración del servicio y el control del contrato de la concesión, Grindetti planteó la posibilidad de modificar el sistema de subsidios al transporte subterráneo que podría beneficiar a los usuarios y hasta reducir los montos girados a Metrovías por parte del Estado.

“Con respecto al subsidio pienso que debe ser a la demanda y no a la oferta. El ferrocarril está subsidiado de la misma forma, pero no tiene ningún incentivo para mejorar el servicio, porque (el concesionario) lo recibe igual. El subsidio tiene que tener un destinatario social que no pueda pagar, pero no tiene que ser nocivo para el servicio”, destacó.

Finalmente, el Ministro de Hacienda porteño afirmó que de concretarse el traspaso “la responsabilidad de la expansión de la red de subtes, a partir de ese momento, será de la Ciudad”.

Comentarios