El boleto del Subte costará $3,50 desde mediados de este mes. Ése es el plan de aumento de tarifa que el gobierno porteño presentó hoy en la audiencia pública no vinculante que se realizó en el Teatro General San Martín.

El subte finalmente costará $3,50 y se actualizaría la tarifa a partir del 15 de marzo, según estima el titular de Subterráneos de Buenos Aires (Sbase), Juan Pablo Piccardo. El titular de la Autoridad de Aplicación del servicio defendió la suba hoy durante la Audiencia Pública que se realizó en el Teatro San Martín y donde explicó que el incremento se debe a la inflación, para responsabilizar al gobierno nacional.

“La tarifa a $3,50 tiene que ver con recuperar la inflación porque sino toda la plata para pagar la seguridad del material rodante la tenemos que destinar a sueldos y eso no lo podemos negociar”, explicó a El Cronista en un mensaje que atañe al gremio de Metrodelegados, que en marzo reclamará las paritarias que el año pasado derivaron en 37 días de paro. “La prioridad es la situación de emergencia y la seguridad de la gente”, agregó en línea con el discurso del jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, quien utilizó esa premisa después de que ocurrió la tragedia de Once, el 22 de febrero del año pasado.

Alrededor de 120 oradores se anotaron para cuestionar la suba del subte durante la audiencia no vinculante. Esto significa que no se podrá modificar la suba. Después Macri debe publicar la nueva tarifa en el Boletín Oficial local, al menos cinco días antes de que se aplique. En tanto, el gobierno porteño podrá inaugurar la Línea A el viernes 8 de marzo, antes que rijan los $3,50 por boleto.

Piccardo no dejó en claro si se mantendrá esa tarifa todo el año. “No tenemos ninguna decisión tomada al respecto”, se excusó. Las versiones tanto del gobierno porteño como de la oposición es que habrá otra suba encima de los $4 después de las elecciones legislativas.

Además de aludir a la inflación para explicar el incremento también usó de ejemplo el aumento en los colectivos que aplicó el Gobierno. “Hasta el ministro del Interior, Florencio Randazzo, anunció que los subsidios no se van a incrementar y subió 35% la tarifa del colectivo, un 60% para aquellos que no tienen la tarjeta SUBE”, argumentó.

En enero de 2012, Macri subió la tarifa del subte 125%. Semejante aumento, explicó la concesionaria Metrovías, redujo en un 20% la cantidad de pasajeros. Piccardo sostiene que eso no pasará con la nueva suba. “Hay un núcleo duro de usuarios que ronda entre el 80 y 85% que valora el tiempo como gran ventaja”, indicó. De hecho, atribuyó la caída de pasajeros a la huelga que realizó Metrodelegados y a la quita de veinte trenes que hizo Metrovías, y agregó que también bajó la cantidad de pasajeros en la actividad ferroviaria.

Comentarios