El oficialismo busca que ese dia se trate y apruebe en segunda lectura en sesiones extraordinarias. El 8 se reunirá la comisión de Servicios Públicos para ultimar los detalles del proyecto.

El Subte cordobés avanza a paso firme por el Consejo Deliberante local.  Para el martes 8 fue convocada la comisión de Servicios Públicos para que se ultimen los detalles pendientes del proyecto tras la audiencia pública realizada la semana pasada, en la que la inciativa cosechó adhesiones al igual que advertencias relativas a trazas, consumo eléctrico y disposición de tierras removidas.  Según informaron medios locales, también se tratará una misteriosa addenda al contrato enviada desde Buenos Aires, cuyo contenido no trascendió.

El concejal oficialista Gustavo Barrionuevo aclaró que “intentaremos tratarlo en la primera sesión extraordinaria de este año prevista para el próximo jueves, de lo contrario, lo llevaremos para el martes que viene. Por lo menos, contamos con el apoyo de todos los bloques así que, en teoría, tiene que salir”.   Según explicó, uno de los aspectos del proyecto que se reverá en la comisión que preside tiene que ver con el pedido que hicieron algunos especialistas en la audiencia pública de evitar que la autorización para el uso del suelo sea restrictiva. Es que, si por diversos motivos alguna de las trazas planteadas originalmente deba alterarse, el proyecto debería volver al Concejo Deliberante con todo el embrollo burocrático que esto significa.  Sobre ese aspecto se manifestó Juan Carlos Dellavedova de la Red Ciudadana Nuestra Córdoba, quien expresó: “Hace 30 años que la ciudad debe tener un subte. Hoy nos encontramos con esta posibilidad y brindamos nuestra adhesión. Sólo solicitamos la modificación del artículo 2 del convenio, el cual restringe la elaboración de la traza ya que creemos que se debe contemplar al transporte en su conjunto”.

Gabriel Tavella, decano de la Facultad de Ciencias Exactas y profesor titular de Formulación y Evaluación de Proyectos en la Universidad de Córdoba, observó que el proyecto “requiere de datos y estudios que la Universidad no tiene a su disposición”. Sobre este punto, manifestó que no puede realizar una conclusión técnica del proyecto y que no se observa ningún problema para la realización de un subterráneo en la ciudad de Córdoba.  De igual manera opinó Roberto Terziarol, vicedecano de la facultad y profesor titular de Geotécnica, quien aseguró que no se aprecian dificultades técnicas para el desarrollo del proyecto.

Por otro lado, Juan Carlos Delapenia, vocal de la Empresa Provincial de Energía de Córdoba (Epec), explicó que ésta debe conocer los puntos en donde hay que colocar los cables de corriente alterna, ya que deben utilizarse diferentes tensiones. Sobre el consumo de energía, dijo: “El consumo es bajo y limpio. La velocidad de un subte en Buenos Aires es de 25 kilómetros, pero puede llegar a 60 y la potencia necesaria es de 9 megavatios como utiliza la línea B de esa provincia (sic)”

Comentarios