El subsecretario Guillermo Dietrich realizó un extenso listado de los "hitos" de su gestión. El Subte ausente a pesar de los "8 kilómetros construídos" anunciados en la campaña a jefe de Gobierno. De aprobarse la ley de ministerios que avanza en la Legislatura, Dietrich ascenderá al rango de Secretario y dependerá de Larreta.

 Mientras las grandes urbes del planeta invierten cada vez más en sistemas de transporte guiado como el subte, los trenes y los tranvías, Buenos Aires sigue el camino inverso atada a obsoletos paradigmas en lo relativo a la movilidad urbana.  Enrique García Espil, presidente de la Sociedad Central de Arquitectos y ex secretario de Planeamiento Urbano, dijo en una reciente entrevista que “la política de la Ciudad tiene que ser perjudicial al automovilista”.  En ese sentido, expresó que “cuando un técnico dice que hay que hacer más autopistas se equivoca y mal, va en contra de bibliotecas que dicen que todo lo que pongas para vehículo individual, colapsa.”

Guillermo Dietrcih, subsecretario de Transportes de la Ciudad, realizó en su blog personal un listado de lo que considera son los “hitos de gestión” del area que dirige durante 2010. Según el sitio especializado La Política Online, la creación del ministerio de Transporte, del que se suponía Dietrich sería su titular, fue aplazada porque hubo actitudes del Subsecretario, como el listado de “hitos” al que se hace referencia aquí, que no habrían sido del agrado del jefe de Gobierno. Además de los contracarriles y de las bicisendas, allí se destacan otros hechos cuyo status como “logro” es, al menos, cuestionable.  En ese grupo se encuentran “hitos” como “reglamentamos la normativa de funcionamiento de trenes de fantasía” o “aumentamos la velocidad máxima de la curva de Figueroa Alcorta de 40 a 60 km/h, dando mayor fluidez al tránsito”.

El Subte sigue ausente dentro de los logros del área de Transporte de la Ciudad.  Aún cuando el Subte figura en los discursos oficiales cuando se dice que se hicieron 8 kilómetros en los cuatro años de gestión, cuando este medio demostró que eso no es así, resulta llamativo que aún ese incorrecto número no figure en los “hitos” de Transporte.  Si bien es cierto que SBASE no depende, al menos por ahora, de Dietrich, la no inclusión del Subte en su listado indicaría – además de una alarmante falta de coordinación entre las distintas areas abocadas a la movilidad urbana- que el Subte es sólo una solución al problema del transporte en los discursos, pero no en los hechos.

Comentarios