El Sarmiento estuvo 30 horas interrumpido por problemas eléctricos

La línea Sarmiento presentó fallas en el cableado de alta tensión y estuvo interrumpido totalmente entre el viernes y el sábado. Desde el domingo volvió a funcionar con normalidad. Las obras de recambio de cables que actualmente estaban en marcha serán aceleradas y continuarán durante la semana.

Desde el viernes por la tarde hasta este domingo por la mañana la línea Sarmiento presentó anomalías en su funcionamiento debido a problemas eléctricos.

Según se informó oficialmente, la causa de los desperfectos fue una falla en el cableado de media tensión, que transmite la corriente con la que se alimentan los trenes. Ante la falla se efectuaron reparaciones que permitieron la restauración del servicio, aunque los trabajos continuarán en los próximos diez días para proceder al recambio total de los cables dañados.

El presidente de Trenes Argentinos Operaciones, Marcelo Orfila, afirmó que los cables que causaron el desperfecto “son de entre 1935 y 1980” y que “la infraestructura es obsoleta […] cada vez que uno toca estos cables se desintegran”, precisando luego que los cables más antiguos están recubiertos con papel impregnado en aceite, similares a los que pueden encontrarse en la línea Mitre.

No obstante, admitió que la obra de recambio del cableado antiguo estaba en marcha desde la gestión anterior y que se venía ejecutando en los últimos meses, viéndose demorada por las condiciones climáticas de las semanas previas.

El servicio pudo restablecerse parcialmente en el transcurso del sábado entre Once y Castelar, disponiéndose un servicio de colectivos de emergencia entre las estaciones Castelar y Moreno. Dada la situación, este refuerzo se mantendrá durante toda la semana.

Destrozos en la boletería de Once.

Destrozos en la boletería de Once.

La interrupción total del servicio el viernes por la tarde dio pie a la generación de incidentes, que principalmente tuvieron lugar en las estaciones Once y Castelar. En inmediaciones de esta última fueron atacadas oficinas de Trenes Argentinos. Orfila fustigó los desmanes: “Yo entiendo que la gente no tenga alternativa, pero otra cosa es atacar a la gente. Tenemos personal en estado de shock, instalaciones rotas donde se maneja la línea Sarmiento. Es algo que lo repudiamos“, dijo.

Comentarios