Tras cinco meses sin servicio, comienzan a correr los trenes eléctricos entre Plaza Constitución y Quilmes. El servicio se brinda con coches CSR cero kilómetro y el viaje entre cabeceras demanda 24 minutos. Aunque la habilitación estaba pautada para diciembre, se retrasó por problemas técnicos.

Este lunes 15 por la mañana comenzaron a circular, finalmente, los trenes eléctricos entre Plaza Constitución y Quilmes. El reinicio de la prestación del servicio, ahora electrificado, ocurre más de cinco meses después de haberse interrumpido la circulación de trenes diésel en la Vía Quilmes, con el objeto de agilizar los trabajos.

Según se informó, el viaje entre cabeceras insume unos 24 minutos y la frecuencia es de 18 minutos. El servicio se brinda con formaciones CSR cero kilómetro de seis coches (dos triplas acopladas), que se detendrán en los andenes provisorios elevados construidos para esta primera etapa. El último tren saldrá a las 21:09 de Plaza Constitución y a las 21:39 de Quilmes.

Se prevé que a fines de abril el servicio eléctrico llegue a Berazategui, pero todavía no hay confirmación oficial acerca de cuándo será habilitado hasta La Plata. Hasta tanto culminen las obras en todo el ramal se mantendrán los servicios de colectivos que unen Quilmes con Berazategui, Bosques y La Plata.

La habilitación de este primer tramo estaba originalmente pautada para el 14 de diciembre, tras la inauguración simbólica del pasado 5 de diciembre. Sin embargo, debió postergarse debido a inconvenientes técnicos en tramos puntuales del hilo de contacto colocado sobre la vía descendente, que fue la última en electrificarse.

Aunque el desperfecto -que había sido ocasionado por una falla de fabricación de un material– logró ser subsanado antes de fin de año, debieron programarse nuevas pruebas para después de los feriados de las fiestas, lo que retrasó todo el esquema inicialmente previsto.

El acto inaugural definitivo, realizado el pasado sábado al mediodía, contó con la asistencia por el presidente Mauricio Macri, del ministro de Transporte, Guillermo Dietrich y del exministro del Interior y Transporte Florencio Randazzo, quien comprometió su apoyo a todas las iniciativas del gobierno relativas “a continuar y profundizar el proceso de transformación ferroviaria”, aunque deslizó críticas al oficialismo en otras áreas.

Comentarios