Metrovías implementó un cronograma de emergencia en todas las líneas; la secretaria de Trabajo advirtió que el derecho a huelga "no es para la lucha intersindical"; hubo incidentes en la línea B; el gobierno porteño autorizó el libre estacionamiento en varias calles y avenidas.

El paro de subtes genera importantes incovenientes entre los usuarios, que deben sufrir las demoras que la medida genera.

En tanto, la secretaria de Trabajo, Noemí Rial, afirmó que “no hay necesidad de hacer este paro e impedir que la gente viaje”, y advirtió que “el ejercicio del derecho de huelga no es para la lucha intersindical”.

Rial explicó que el de los subterráneos “es un conflicto absolutamente intrasindical”, y puntualizó que “acá no hay reclamos de derechos laborales ni salariales”.

Así subrayó a radio América que los huelguistas “están perjudicando a casi un millón de personas que todos los días usan el subte”.

La línea B volvió a funcionar poco después de las 8, tras haber estado interrumpida a raíz de enfrentamientos entre gremialistas de la UTA y trabajadores de Metrovías.

Finalmente, un delegado de base de la empresa Metrovías que representa a los trabajadores en huelga Claudio Della Carbonara salió de la cabina del motorman donde se había “atrincherado”, mientras la compañía trataba de hacer salir la formación que estaba varada en la estación Federico Lacroze de la línea “B”.

Della Carbonara anunció: “Nosotros vamos a continuar nuestro plan de lucha”, iniciado a raíz de que el gremio de los tranviarios, la UTA, convocó a elecciones sindicales que desconocen los delegados de base.

El sindicalista dijo que “la policía dejó pasar a una patota de más de 200 personas y no deja pasar a la prensa y a los usuarios”, en alusión a afiliados a la UTA.

“Desconocemos las elecciones convocadas por la UTA, que son totalmente fraudulentas, porque no respetan no sólo el convenio colectivo ni la ley de asociaciones gremiales”, indicó Della Carbonara.

Denunció además que “el personal jerárquico y Metrovías, que responde a la UTA, no está capacitado” para conducir los trenes con las mínimas garantías de seguridad.

En tanto Lucila Maldonado, vocera de Metrovías, informó que el servicio de subtes de la B estaba interrumpido porque los delegados “no dejan sacar las formaciones”.

Metrovias difundió esta mañana un cronograma de emergencia para todas las líneas a raíz del paro que llevan a delante los empleados de ese transporte.

La empresa, por medio de un comunicado oficial, informó esta mañana que “ante la injustificada medida de fuerza que adoptó un grupo de delegados, Metrovías está haciendo todos los esfuerzos para prestar servicio con el siguiente cronograma de emergencia”.

 

Los servicios se prestan con la siguiente frecuencia:
Línea A: un tren cada 6 minutos
Línea B: un tren cada 9 minutos
Línea C: un tren cada 5 minutos
Línea D: un tren cada 9 minutos
Línea E: un tren cada 12 minutos
Línea H: un tren cada 10 minutos
 
Agregó el informe que “esto es posible gracias a la colaboración del personal jerárquico y al compromiso de los empleados que se presentaron a cumplir con sus tareas habituales.
 
“La empresa Metrovías ratifica que es y se mantendrá totalmente ajena a este conflicto, que responde a una interna sindical dentro del propio gremio de la UTA, relacionada con el proceso de elección de delegados gremiales”, indicaron.

También destaca el informe de Metrovias que la empresa “a su vez, considera que esta medida es un atropello que afecta directamente al más del millón y medio de usuarios que diariamente utilizan el Subte como medio de transporte e indirectamente a todas las personas que hoy se trasladen por la ciudad”.

Por su parte, previendo un viernes caótico en el transito, el Ministerio de Desarrollo Urbano del Gobierno de la ciudad informó que, debido al paro, se autorizará el libre estacionamiento en algunas calles y avenidas porteñas.

El estacionamiento será libre durante las 24 horas, junto al cordón de ambas aceras en algunas avenidas que habitualmente se encuentra prohibido.

En el caso de las zonas donde haya parquímetros, las tarifas deberán ser abonadas como de costumbre, y en aquellas arterias que tengan carriles exclusivos para transporte público (Entre Ríos, Callao, Córdoba y Pueyrredón), el estacionamiento continuará prohibido sobre la mano derecha.

Ayer, el secretario de Transporte, Ricardo Jaime, afirmó que de ser necesario se recurrirá a las fuerzas de seguridad para despejar las vías y proporcionar el servicio en tiempo y forma.

Mientras, la cartera que conduce Carlos Tomada respaldó la postura de la UTA y calificó la medida como “injustificada e ilegítima”.

La huelga fue confirmada ayer por los sindicalistas de base tras la decisión del Ministerio de Trabajo de permitir la elección de nuevos delegados, pese al rechazo de los actuales representantes.

El delegado Néstor Segovia reiteró que “la única alternativa” para que no se concrete la medida de fuerza es que se postergue el comicio convocado por la UTA, decisión que hasta el momento no estaba prevista.

Los sindicalistas de base consideran que el comicio busca desplazarlos y fortalecer al gremio nacional, con el cual mantienen un abierto enfrentamiento por la representación de los más de cuatro mil trabajadores del subte.

 

¿Estás de acuerdo con las medidas de fuerza de los Delegados del Subterráneo en relación con cuestiones gremiales internas?: Votá y debatí en ForoTransportes

Comentarios