La Fraternidad expresó su interés para agrupar a los trabajadores del subte, quienes ya manifestaron su desacuerdo. En tanto, Metrovías difundió un nuevo comunicado tras la huelga de hoy mientras crece la posibilidad de un paro total para la semana que viene.

Metrovías S.A, concesionaria de la red de Subterráneos de Buenos Aires, divulgó un comunicado de prensa a poco de finalizar el paro promovido por los ex delegados entre las 14 y las 17 horas de hoy.  En el texto, reitera las duras acusaciones que vertió ayer hacia los trabajadores, responsabilizándolos de poner en riesgo la seguridad de los pasajeros al proceder a la apertura de molinetes y de salidas de emergencia.  Acusó nuevamente a los ex delegados de “librar una batalla política que es ajena a la empresa y al servicio”.

También difundió los intentos de la empresa por prestar un servicio de emergencia “con personal capacitado y con licencia habilitante, garantizando las máximas condiciones de seguridad”.  Sin embargo, no pudo hacerlo debido a que los huelguistas se pararon en las vías o se sentaron en los bordes de los andenes para impedir la circulación de los trenes. La concesionaria informó lo siguiente:

  • En la Línea A: ex delegados impidieron el avance de formaciones parándose en las vías en la estación Plaza Miserere.
  • En la Línea B: ex delegados se encerraron en las cabinas de conductor para inmovilizar las formaciones.
  • En la Línea C: se intentó dar servicio pero ex delegados lo impidieron obstruyendo cabinas de trenes.
  • En la línea D: se intentó brindar un servicio de emergencia entre las estaciones Catedral y Palermo pero fue impedido por ex delegados que se arrojaron a las vía obstruyendo la circulación de los trenes.

Se agrava el conflicto

Finalizada la huelga de hoy, los ex delegados advirtieron que, de no satisfacerse sus reclamos respecto al otorgamiento de la personería gremial para la Agrupación Gremial de Trabajadores de Subte y Premetro (AGTSyP), realizarán un paro total de actividades la semana que viene.

Mientras tanto, La Fraternidad -sindicato que agrupa a los maquinistas de trenes- expresó su voluntad de que los conductores del subte formen parte del tradicional gremio ferroviario, remarcando que su afiliación a la UTA -Unión Tranviarios Automotor, dominada por los choferes de colectivos- fue “un error histórico”.  Sin embargo, referentes de la AGTSyP rechazaron rápidamente la iniciativa de La Fraternidad, argumentando que los trabajadores del subte quieren su propio sindicato.

Comentarios