Agentes de la Policia se presentaron esta tarde en la sede de SBASE para llevar a su titular Juan Pablo Piccardo a la reunión paritaria con los sindicatos y Metrovias, pero este no estaba en su oficina. Luego, lo detuvieron en la puerta de Agüero 48.

Difícilmente los trabajadores de SBASE olviden el día en que el presidente de la empresa fue llevado por la fuerza pública a una reunión paritaria. Por orden del Ministerio de Trabajo de la Nación la Policía Federal apareció en la sede de Subterráneos de Buenos Aires para llevarse por la fuerza al presidente de SBASE, Juan Pablo Piccardo, luego de ser citado y faltar varias veces a las negociaciones laborales con representantes de  Metrovías y trabajadores.

Al parecer, Piccardo no quería que sus propios trabajadores lo vieran salir escoltado por la policía. Por eso, no tuvo mejor idea que mandar a su asesora legal, Dra. Catalina Legarre, para que distraiga a los efectivos de la Federal y él pudiera escaparse y llegar al Ministerio por su propia cuenta.

Mientras Catalina charlaba con los agentes en una oficina, Piccardo tomó las llaves del auto, se puso el saco gris y salió sigilosamente por las escaleras. Ni bien pisó la línea municipal, un patrullero lo identificó y lo detuvo.

Las súplicas de Piccardo no sirvieron para convencer a los efectivos de la  Federal que lo dejaran ir (sólo) al Ministerio. De ninguna manera. Lo acompañaremos. Y así fue. Dos patrulleros lo escoltaron hasta la puerta de  Callao 114. La reunión duró casi tres horas y no se llegó a ningún acuerdo.

Comentarios