Autoridades del metro parisino invitaron al Gobierno nacional a proponer una nueva ambientación para la estación Argentine de la línea 1. Se incluirán paneles alusivos al tango, el fútbol, los gauchos, paisajes naturales y las biografías de Jorge Luis Borges y Julio Cortázar.

La RATP (Régie Autonome des Transports Parisiens; empresa pública francesa encargada de la operación del Metro de París) invitó al Gobierno argentino a elaborar una nueva ambientación de la estación “Argentine” de la línea 1 de la red metropolitana.  La propuesta se da en el marco de las obras de remodelación que sufren las estaciones de la línea más antigua del subte parisino, en la que se instala desde el año 2008 el sistema de señalización ATO para permitir la circulación de trenes sin conductor.

El ministro de Turismo, Enrique Meyer, visitó el año pasado los trabajos de remodelación de “Argentine” y explicó que “la empresa francesa RATP se hará cargo de la remodelación estructural de la estación y el Ministerio de Turismo, a través del Instituto Nacional de Promoción Turística (Inprotur), de la ambientación”.El Ministerio de Turismo y la Cancillería instalarán doce paneles que incluirán desde fotos de bellezas naturales como la Quebrada de Humahuaca, (Patrimonio de la Humanidad), el glaciar Perito Moreno o las Cataratas del Iguazú, hasta la biografía de Jorge Luis Borges y Julio Cortázar, pasando por un cuadro especial acerca de los gauchos y otro sobre el fútbol.  La campaña durará cuatro años y, según el ministro Meyer, “la idea es que la gente que entre y salga de la estación sienta que se traslada a la Argentina por un rato”.  Además, Meyer anticipó que se instrumentará una acción similar en la estación “Buenos Aires” de la línea 1 del Metro de Madrid.

La estación fue inaugurada el 1 de septiembre de 1900 aunque con el nombre de “Obligado”.  En sus inmediaciones transcurría la rue d’Obligado, llamada así en conmemoración de la victoria anglo-francesa sobre la Argentina en la batalla de la Vuelta de Obligado.  El 25 de mayo de 1948, se cambió el nombre de la calle y de la estación a “Argentine” en reconocimiento a la ayuda prestada por nuestro país a la reconstrucción de Francia tras la Segunda Guerra Mundial, sobre todo en lo referente al envío de alimentos.  Es la única estación de la red del metro parisino que lleva el nombre de un país.

Comentarios