El legislador del PRO y titular de la Legislatura Cristian Ritondo, junto al legislador Juan Pablo Arenaza, presentó un proyecto de ley para convocar a una consulta popular para que los vecinos decidan si se acepta o no la transferencia del Subte. Esto se haría si el Congreso devuelve la red sin incluir los recursos.

“La idea es que los vecinos se manifiesten por sí o por no en caso que el proyecto de ley que trata el Congreso no incluya los recursos que deben ser transferidos junto a los servicios de acuerdo ala Constitución Nacional”, explicó Ritondo.  Arenaza, en tanto, dijo que “los legisladores que acepten el traspaso del Subte sin los recursos necesarios serán responsables de llevar a la Ciudad a su quiebra”.
 

Si la contraofensiva macrista prospera, la transferencia del Subte terminará inevitablemente en la Corte Suprema puesto que el oficialismo porteño cuenta con los votos suficientes como para rechazarla en la Legislatura.  En ese sentido se manifestó el ministro de la Corte Eugenio Zaffaroni, quien explicó que los conflictos entre el Estado nacional y las provincias o la Ciudad de Buenos Aires son competencia originaria del máximo tribunal.

 

 

Comentarios