El intendente de Córdoba busca apoyo chino y de Nación para el Subte

Ramón Mestre viajó a China y admitió contactos para retomar el proyecto del Subte cordobés. Sin embargo, afirma que sin aval de Nación sería imposible avanzar con la obra. Las empresas chinas buscan hacerse con una obra "llave en mano" de 1800 M de USD y obtener 50 años de gerenciamiento.

El intendente de la Ciudad de Córdoba, Ramón Mestre, participó la semana pasada de una gira a la República Popular China con el objetivo de atraer inversiones para la segunda ciudad más poblada del país.

Entre otros proyectos, como el tratamiento de residuos, obras de cloacas y recambio del alumbrado público por luces LED, el jefe comunal radical buscó iniciar contactos con empresas chinas para reflotar el viejo proyecto del Subte para Córdoba.

Estamos teniendo conversaciones con una empresa conformada por un aglomerado de diferentes compañías ferroviarias, que es estatal y donde nos han manifestado la intención de continuar con el proyecto que supo tener la aprobación del Concejo Deliberante de Córdoba, tres resoluciones ministeriales y el acuerdo de Argentina y la República Popular China“, explicó Mestre a Radio Universidad.

Sin embargo, el intendente apeló a la cautela y manifestó que la obra del Subte “es un tema que a nosotros nos excede ya que no estamos en condiciones de poder afrontar un financiamiento de esas características. Si no es con financiamiento y avales nacionales, no podremos afrontarlo”. En esta línea, explicó que planteará el tema al presidente Mauricio Macri -quien en el balotaje obtuvo en la capital cordobesa uno de sus mejores registros a nivel nacional y viajará a China en septiembre próximo- para poder lograr conseguir el financiamiento.

Además, el intendente visitó la sede de CRRC (China Railway Rolling Stock Corporation), empresa resultante de la fusión entre CNR y CSR, dedicada a la fabricación de material rodante.

Según explicó el secretrario de Servicios Públicos municipal, Julio Waisman, el proyecto tiene un costo estimado de 1800 millones de dólares. Los inversores chinos con los que contactaron las autoridades tendrían interés en realizar el proyecto llave en mano con gerenciamiento incluido de la red por un plazo de cincuenta años.

En este sentido cabe recordar la similitud existente con lo planteado para Rosario tiempo atrás, donde se barajaban las ofertas de las corporaciones chinas CITIC y CMEC. El proyecto fue congelado luego de que el gobierno provincial calificara de “inviable” su concreción y se decantara por impulsar la construcción de un tranvía.

Comentarios