El Gobierno porteño volvió a ausentarse a una reunión de comisión paritaria con los trabajadores del Subte, lo que motivó la decisión del Ministerio de Trabajo de la Nación de fijar una nueva cita para el próximo miércoles bajo la advertencia del "uso de la fuerza pública y sanciones", dado que la negativa implicó "una obstrucción al órgano paritario".

 En un comunicado difundido anoche desde la cartera laboral, se resaltó que el gobierno de Mauricio Macri “ha eludido una vez más sus obligaciones respecto del servicio de subterráneos, negándose a asistir a la reunión de Comisión Paritaria fijada para este jueves a las 15 horas, pese a las responsabilidades que le caben según el Acta de Transferencia de fecha 3 de enero de 2012”.

Esta ausencia, se destacó desde la cartera a cargo de Carlos Tomada, “implica para el funcionamiento del órgano paritario una obstrucción”, que da lugar “a sanciones económicas y habilita a requerir su asistencia a la próxima audiencia, mediante la fuerza pública para hacer cesar tal impedimento, según el artículo 8 del Régimen General de Sanciones por Infracciones Laborales”.

“Siendo responsabilidad ineludible de este Ministerio garantizar el desarrollo de la actividad negocial, para asegurar la paz social y la normal prestación del servicio de transporte, en la próxima audiencia del día miércoles 9 de mayo llevaremos a la práctica los apercibimientos mencionados, en caso de persistir la conducta elusiva evidenciada hasta el presente”, destacó el texto.

A la vez, recordaron que “conforme a esa facultad y al rol central del Gobierno porteño, tanto desde el punto de vista legal como económico, sus representantes fueron invitados y luego citados a las audiencias de la Comisión Paritaria sin que hasta el presente hayan comparecido”.

Comentarios