El GCBA informó que logró obtener ese monto en el mercado internacional, el cual sería destinado al Subte, hospitales y escuelas. Dudas sobre las obras que recibirán el dinero.

El Gobierno porteño logró finalmente obtener 480 millones de dólares en el mercado internacional.  En el dia de ayer, el Ministerio de Hacienda cerró la colocación de un bono a cinco años de plazo y a 12,5% de interés entre inversores de Estados Unidos y Gran Bretaña.  La operación fue realizada por intermedio del banco internacional Credit Suisse y el dinero sería depositado dentro de una semana en las arcas del Banco Ciudad.  “Es la primera colocación que realiza la ciudad desde 2001, desde ese año que no se había hecho una operación financiera de esta envergadura”, dijo Néstor Grindetti, ministro de Hacienda de la Capital.

Según informó el Gobierno porteño, 300 millones serán destinados a finalizar las estaciones San José de Flores y San Pedrito en la línea A; Echeverría y Juan Manuel de Rosas en la B; Corrientes y Parque Patricios en la H además de las obras complementarias como cocheras y subestaciones, necesarias para una óptima operación de los nuevos tramos.  Los restantes 180 millones irían a financiar el Fondo de Infraestructura Social (FOISO) a cargo de mejoras edilicias en hospitales y escuelas.  Desde Hacienda indicaron que el dinero será girado a las respectivas áreas a medida que avancen las obras.

Sin embargo, el GCBA no dio ninguna garantía de que el dinero no será reasignado a otros gastos mientras no sea utilizado, tal como ocurrió en 2009 con los más de 300 millones de pesos de fondos propios que la Legislatura había aprobado para las obras de subtes a través de Subterráneos de Buenos Aires (SBASE).  En aquel entonces, SBASE quedó con apenas el mínimo de 110 millones de pesos que obliga la ley, lo que forzó a detener todas las obras en marcha.  A fines de 2009, un crédito de 50 millones de dólares otorgado por la Corporación Andina de Fomento (CAF) permitió al GCBA reactivar los trabajos en el Subte.

Llama también la atención que se destinen más de 1100 millones de pesos (300 millones de dólares) para finalizar las estaciones en construcción, únicas obras de Subtes a las que se anunció irá ese dinero.  En octubre del año pasado, el entonces presidente de SBASE, ingeniero Luis Jahn, había dicho que se necesitaban 400 millones de pesos para terminar las obras en marcha en las líneas A, B y H para fines de 2011.  Además, según puede leerse en los desactualizados informes de obra en el sitio web de SBASE, la mayoría de las estaciones beneficiadas por los fondos externos ya se encuentran finalizadas.  Ese es el caso de la extensión de las líneas A y B y el tramo C1 de la H (estación Corrientes), mientras que Hospitales y Parque Patricios registran niveles de avance cercanos al 50%.  No obstante, aún se están ejecutando las subestaciones, cocheras y talleres posteriores a Rosas y San Pedrito gracias a fondos propios y al dinero prestado por la CAF.  A pesar de estos avances, no se hicieron anuncios de parte del Gobierno porteño concernientes a la compra de material rodante de refuerzo para poder operar las extensiones sin que las líneas vean perjudicadas sus ya alicaídas frecuencias.

El caso más paradigmático de una obra de Subte finalizada y que ya puede ser puesta en servicio es el de Corrientes de la línea H.  Su inauguración estaba prevista para marzo de 2009, pero el recorte de fondos a SBASE obligó a postargar su apertura para junio de 2010 primero, y luego para finales de 2011.  Durante el año pasado, y en medio de las dificultades financieras, políticas e internas que atravesó SBASE y que fueron oportunamente informadas por enelSubte.com, se logró terminar lo poco que quedaba por hacerse: instalación de catenarias, vías y escaleras mecánicas.  Estas últimas pudieron verse depositadas, hasta hace poco tiempo, en las bocas de acceso a la estación cubiertas de papel aluminio esperando a ser colocadas en su ubicación definitiva.  Cuando ya todo parece estar listo para poder inaugurar Corrientes, llegan los fondos para terminar una obra que hace un año está concluída.

Comentarios