Según el secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, el Sistema Único de Boleto Electrónico (SUBE) permitirá al Gobierno organizar los subsidios a través de un esquema diferenciado de tarifas, para beneficiar a las personas de escasos recursos y a los estudiantes.

El secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, anticipó este domingo que el Gobierno planea ir direccionando gradualmente los subsidios del transporte público “hacia los usuarios y no hacia las empresas”.

El funcionario explicó que el Sistema Único de Boleto Electrónico (SUBE) permitirá al Gobierno organizar los subsidios a través de un esquema diferenciado de tarifas, para beneficiar a las personas de escasos recursos y a los estudiantes.

Según aseguró en declaraciones a un matutino porteño, el boleto electrónico estará totalmente implementado “no más allá de julio de 2010”.

Aseguró que el SUBE no sólo es para combatir la falta de monedas, ya que al ser un sistema inteligente, permitirá “organizar los subsidios”.

Reveló que para él, la distribución de los subsidios “es un tema prioritario”, por lo que proyecta un sistema para beneficiar a los usuarios a través de un esquema diferenciado de tarifas.

Según esta idea, el Gobierno planifica que los subsidios sean redireccionados directamente a los usuarios y no a las empresas concesionarias de transporte público.

“Una vez que el SUBE esté masificado, yo puedo segmentar la base de datos y bajar las tarifas, por ejemplo, a los desocupados, a los estudiantes o a las personas de bajos recursos”, explicó Schiavi.

Para esa segmentación, el Gobierno accederá a información detallada de los usuarios, que estos revelarán al momento de acceder a las tarjetas electrónicas.

El Gobierno comenzó a entregar las primeras 50 mil tarjetas el 19 de junio y hasta la fecha la solicitaron unas 230 mil personas del área metropolitana de Buenos Aires.

 

por Télam

Comentarios