El secretario de Transporte Alejandro Ramos indicó este martes que no es necesario que la Presidenta se reúna con el jefe de Gobierno Mauricio Macri para destrabar la transferencia del Subte. Si bien el funcionario acusó que "del otro lado rehúsan las responsabilidades que les corresponden", indicó que el diálogo está abierto.

 En una conferencia de prensa donde contrario a la costumbre kirchnerista se permitieron tres preguntas, el secretario de Transporte indicó que “en ningún lugar de la ley que votó el Congreso Nacional por amplia mayoría dice que para darle cumplimiento efectivo a lo que allí establece, deban reunirse la presidente de la Nación y el jefe de Gobierno”.  De esa manera respondió al Gobierno porteño, que había pedido a través de un vocero que “la salida a todo esta polémica es una reunión convocada por la presidenta de la Nación, para que en un diálogo directo se defina cómo será la transferencia del Subte, de los colectivos y con qué recursos para inversiones y subsidios de la tarifa”.  Sin embargo Ramos reveló que mientras desde el macrismo se reclama mayor diálogo se mantuvo en contacto con el presidente de Subterráneos de Buenos Aires Juan Pablo Piccardo.  “Mientras decían que no había diálogo, nosotros estábamos poniéndonos a disposición”

Ramos no se privó de criticar a Mauricio Macri al decir que “está muy claro que del otro lado rehúsan las responsabilidades que les corresponden. Tenemos que hacer uso de los medios para sentarnos a trabajar. De no tener respuesta y seguir recibiendo esta actitud caprichosa, tengo la obligación de velar por el cumplimiento de la ley”.  No obstante desde la Ciudad respondieron que “Ramos debería saber que la Legislatura también votó una ley y una declaración que ratifica que el traspaso solo debe hacerse con recursos y tras la aceptación parlamentaria de esa transferencia”.

 

 

Comentarios