El Jefe de Gabinete informó al Senado que solamente terminarán las obras que se habían iniciado durante el gobierno anterior. Se mantendrán los actuales servicios de larga distancia, pero no está previsto sumar nuevos destinos. Abandonan el Plan Quinquenal de Ferrocarriles Argentinos.

El gobierno nacional descartó la creación de nuevos servicios de trenes de larga distancia, así como la realización de nuevas obras de infraestructura asociada a los servicios de pasajeros en el interior del país.

Así se desprende del informe que el pasado 1° de junio presentó al Senado el jefe de Gabinete de Ministros, Marcos Peña, en especial de las preguntas realizadas por el senador Jaime Linares (GEN/FAP, Buenos Aires), relacionadas con la expansión de los servicios ferroviarios al interior del país (entre los que se cuentan Salta, Santa Fe, Posadas, Mendoza, Santa Rosa, Neuquén/Zapala y San Carlos de Bariloche), corredores que se encontraban contemplados en el Plan Quinquenal de Ferrocarriles Argentinos, heredado del anterior gobierno y al que la actual gestión considera “sólo un libro”.

En línea con la congelación de la aplicación de este programa y con la transferencia de servicios regionales a las provincias, Peña informó al Senado que sólo se trabajará para terminar las obras iniciadas durante la gestión de Florencio Randazzo, de renovación de los ramales Retiro – Rosario y Constitución – Mar del Plata, mientras que se encararán algunas obras de reparación menores en el ramal Constitución – Bahía Blanca (puntualmente en los puentes que cruzan el arroyo Tapalqué), una obra que también había sido prevista por la anterior administración.

En los casos de Mar del Plata y Rosario, afirma Peña que la finalización de las obras “permitirá reactivar los servicios de pasajeros interurbanos a dichas ciudades”. No obstante, cabe señalar que el servicio a Rosario se presta de forma regular con una frecuencia diaria desde abril del año pasado y que el renovado servicio a la ciudad balnearia fue inaugurado en diciembre de 2014, aunque se encuentra interrumpido desde agosto por causa de las inundaciones que azotaron a la provincia de Buenos Aires.

Nada se menciona en el informe acerca de las renovaciones de vía a Córdoba y Mendoza, cuyas primeras etapas (Rosario – Tortugas y Rufino – Justo Daract) fueron licitadas por el anterior gobierno.

El jefe de Gabinete confirmó asimismo que “existe material rodante tractivo y remolcado” suficiente para cubrir los servicios a Mar del Plata, Rosario, Córdoba, Tucumán, Bahía Blanca y Rufino. Llamativamente, en la enumeración se omitió el servicio a General Pico (La Pampa), uno de los casos más exitosos de reactivación ferroviaria. Si bien se están reparando los puentes dañados que fueron causa de la suspensión del servicio en agosto pasado, nada asegura que una vez rehabilitados el tren vuelva a circular, ya que el ramal es utilizado principalmente por trenes de carga.

Por lo pronto, el informe de Peña da por tierra con la noticia falsa circulada semanas atrás en las redes sociales Twitter y Facebook, sobre una supuesta reactivación del tren Retiro – Mendoza, en la que se citaba la palabra de un funcionario sin nombre y con un cargo inexistente, creando la falsa expectativa de un inminente retorno de los servicios ferroviarios de pasajeros a la provincia cuyana.

Comentarios