Tras una jornada de arduas negociaciones, los "metrodelegados" dejaron "en suspenso" la huelga de mañana, pero advirtieron que en las próximas horas confirmarán qué pasará el miércoles. La UTA, el sindicato con personería gremial, acordó con Metrovías y levantó el paro

La negociación que se realizó en el Ministerio de Trabajo logró un primer objetivo: la UTA, el sindicato con personería gremial que había anunciado una huelga para miércoles y jueves, llegó a un acuerdo con la empresa Metrovías y dejó sin efecto las medidas de fuerza.

 

Fuentes gremiales explicaron que el acuerdo prevé el pago de una suma fija no remunerativa retroactiva a marzo que varía entre $1200 (categoría 1 y 2) hasta los $900 (categorías 6, 7 y 8).

 

El entendimiento estableció también que las partes volverán a negociar un aumento definitivo de salarios en agosto, en las paritarias del sector. Los firmantes aspiran a que en ese entonces estén resueltas las diferencias entre el Gobierno, la Ciudad y la empresa por la administración del servicio.

 

En tanto, continúan las negociaciones con los denominados “metrodelegados”, sindicato con personería jurídica pero no gremial. Este grupo de trabajadores exige un acuerdo salarial definitivo y habían lanzado una huelga para martes y miércoles.

 

Diez minutos antes de las 21, el delegado Néstor Segovia anunció que dejaban “en suspenso” la huelga anunciada para el martes hasta tanto la asamblea de trabajadores decida si acepta o no la propuesta de la empresa.

 

“Mañana nos vamos a reunir en Asamblea y vamos a determinar qué hacemos. No descartamos el paro del miércoles, porque Metrovías lo que hace es patear la discusión para adelante, pero no soluciona el problema de fondo”, explicó el gremialista.

Comentarios