El gobierno llegó a un acuerdo con el gremio para reforzar la seguridad en estaciones ante la ola de robos de los últimos meses. Pondrán seguridad privada y colocarán vidrios blindados en las boleterías. Además, se sumarían 117 operarios y se enviarán a reparación en los talleres del subte un total de 111 coches.

Tras una reunión de nueve horas en la subsecretaría de Trabajo porteña, representantes de SBASE alcanzaron un acuerdo con los representantes gremiales del Subte respecto de una serie de demandas planteadas en los últimos meses.

Subterráneos de Buenos Aires recogió algunas demandas de los trabajadores y tras una intensa negociación se acordó el envío de 139 agentes de seguridad privada para custodiar las boleterías de las estaciones en fines de semana (medida adelantada por enelSubte.com) ante la ola delictiva enfrentada en los primeros meses del año, el blindaje de los vidrios de las boleterías en un plazo de un año y el envío a reparación de 111 coches en talleres propios, con el objetivo de diluir la polémica en torno a la tercerización de las reparaciones del material rodante.

En paralelo, la estatal se comprometió a que la colocación de máquinas expendedoras y de recarga de la tarjeta SUBE no implicará la pérdida de puestos de trabajo. La empresa que conduce Juan Pablo Piccardo aseguró, en cambio, que se incorporarán al Subte unos 117 nuevos operarios.

El secretario general de la AGTSyP Roberto Pianelli se mostró satisfecho con el resultado de la negociación: ““El acuerdo es bueno, pensá que (Juan Pablo) Piccardo quería congelar la planta de personal”, apuntó el dirigente gremial.

Comentarios