El recurso de amparo presentado por la diputada María José Lubertino se encuentra para su tratamiento en el juzgado 6 de la Dra. López Vergara. Sin embargo, la decisión inmediata sobre la cautelar será de la jueza Lidia Lago, ya que la titular está de feria.

El amparo presentado por la diputada María José Lubertino que busca impedir el cierre de la línea A planeado para este sábado 12 de enero ha caído en manos del juzgado 6, secretaría 12 en lo Contencioso Administrativo de la Dra. López Vergara y fue remitido al juzgado 7 de la Dra Lidia E. Lago, que se encuentra de turno para la feria judicial de enero.

“Presentamos la continuación del amparo en defensa de los usuarios de la línea A para clarificar en que condiciones se va a producir la interrupción del servicio, si es necesario la interrupción del mismo, y si es posible realizar la tareas sin obstaculice el servicio. Fundamentalmente nosotros creemos que hay un plan alternativo hecho por los/as trabajadores/as del subte que plantea no discontinuar el servicio. Por eso queremos una audiencia para que Metrovías y los pequeños comerciantes del subterráneo puedan tener alguna solución: o con un cierre de menos días o con una alternativa de contingencia y algún reconocimiento indemnizatorio por el cierre de su fuente de trabajo por el plazo que esto dure”, dijo la diputada María José Lubertino esta mañana al presentar el escrito.

A su vez, se refirió a su preocupación por los coches de la línea A: “Estamos pidiendo la protección de los coches, que ni siquiera están siendo objeto de algún tipo de resguardo. Queremos que se adopten medidas para que los vagones no sean objeto de un potencial desguace porque ni siquiera en el taller Polvorín hay lugar para almacenarlos. Esto fue presentado en un proyecto de ley que se tratará marzo cuando se reanude la actividad  legislativa. Cada uno de estos vagones tiene un valor de 500.000 dólares, no son para hacer un asadito, como dijeron por ahí”.

La jueza por la Ciudad, Patricia López Vergara, fue quien trató varios conflictos del Subte en 2012 en múltiples oportunidades: rechazó dos presentaciones judiciales del GCBA para citar al Gobierno nacional a negociar el traspaso, emitió una medida cautelar para resolver la huelga más prolongada de la historia del Subte que dejó sin servicio durante 10 días, falló a favor del traspaso instando al GCBA a disponer de los fondos que Nación depositó a lo largo del 2012 para luego girárselos a Metrovías, y dispuso que la concesionaria los utilice sólo con fines de mantenimiento de las formaciones procurando reestablecer al servicio los 25 trenes que fueron quitados de la red.

Comentarios