El secretario de Transporte acusó al jefe de la bancada radical en Diputados por la demora en las obras del subte de Córdoba. El canje de deuda y las reservas del Banco Central son el eje del conflicto.

La intención del Gobierno nacional de pagar los vencimientos de la deuda externa con parte de las reservas internacionales del Banco Central sumó un nuevo e inesperado capítulo a la retahíla de críticas y agravios entre oficialismo y oposición.  El secretario de Transporte de la Nación, Juan Pablo Schiavi, se refirió en duros términos respecto al diputado Oscar Aguad, jefe de la bancada de la Unión Cívica Radical en la Cámara de Diputados de la Nación.  “Si Córdoba no tiene subte, uno de los responsables es Aguad”, dijo el secretario en declaraciones a la agencia noticiosa estatal Télam.  “Lo vi anoche hablando tan irresponsablemente sobre el futuro de Argentina, rechazando el pago de la deuda con las reservas, sin importarle que esa situación deriva en una falta de financiamiento internacional, que habría que preguntarle a él como es posible financiar una obra de esta naturaleza”, remarcó Schiavi. 

En coincidencia con los argumentos esgrimidos por el oficialismo para la constitución del Fondo del Bicentenario primero, y del Fondo para el Desendeudamiento Argentino después, el funcionario explicó que si se lograran renegociar los pasivos aín en cesación de pagos, el país podría acceder a créditos a bajas tasas de interés y generosos plazos de pago para poder dotar a Córdoba del segundo sistema de subtes en Argentina.  “Por eso digo que habría que preguntarle a Aguad cómo se puede financiar una obra de esta naturaleza sin hacer frente a los compromisos que el país tiene y que no generó este gobierno, sino que parte de esa deuda es producto precisamente del gobierno del cual él formó parte”, concluyó Schiavi.

China y el subte cordobés

Empresas de la República Popular China manifestaron su interés por construir el subte de Córdoba.  En ese sentido se había manifestado el responsable del transporte de la Municipalidad local.  Sin embargo, pocos días antes del frustrado viaje de la presidente Cristina Fernández de Kirchner a China, se había mencionado que figuraba en los acuerdos entre ambas naciones un proyecto para construir un Subte “en una ciudad del interior”.  En aquel entonces, Córdoba sonó como la opción más probable, aunque no hubo confirmación oficial.  Olvida el secretario que el diputado Aguad nada tuvo que ver con la negociación de dichos acuerdos, que datan de 2004 cuando aún no se había concretado ni siquiera el primer canje de deuda y el uso de reservas para ese propósito aún no había sido elaborada por el oficialismo.

 

Comentarios