Tras dos ausencias presidenciales, De Vido visitó las obras de la línea E

El ministro de Planificación, Julio de Vido, adelantó hoy que las obras de extensión de la Línea E de subterráneos estarán finalizadas para el 2012.

“Es una obra terminada que estará en los 700 millones de pesos y resulta fundamental para la red de subtes de la Ciudad de Buenos Aires, porque unifica a las cinco líneas actuales por sus cabeceras”, dijo De Vido a la prensa durante un recorrido por las obras de extensión de la Línea E.  La obra unirá la actual cabecera Bolívar con una nueva en Retiro, conectando con otras cuatro líneas a partir de la creación de nuevas estaciones.

De Vido estimó que la extensión del subterráneo estará “en condiciones de ser utilizadas en el 2012”.  “Generalmente en Argentina las rutas son radiales, y cuesta darle un sentido de transversalidad para resolver la integración geográfica del país”, dijo el ministro.

Por su parte, el secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, destacó que se trata de “una obra que permitirá a los usuarios del subte disfrutar de un nuevo anillo que potenciará la actual red, además de liberar la línea C (Constitución-Retiro) y descomprimir el tránsito por la zona del Bajo”.  La prolongación de esta línea -que hoy une las cabeceras Plaza de los Virreyes, en Flores, y Bolívar, junto al Cabildo- correrá en diagonal por debajo de la Plaza de Mayo y, luego, tomará el eje de la avenida Alem hasta Retiro.  Las tres nuevas estaciones se llamarán Correo Central, Catalinas y Retiro. La extensión total entre las cabeceras será de 11,6 kilómetros.

La estación Catalinas estará situada entre la avenida Córdoba y Paraguay y Retiro, a la altura de la terminal de trenes de la línea Mitre, en la que también confluye la línea C de subtes. Se prevé que esta última estación tenga un acceso directo a la red ferroviaria, para lograr un completo sistema de trasbordo para los usuarios.  En la estación Correo Central se podrá combinar trayecto con la línea B de subterráneos.  Este nuevo recorrido prevé absorber la demanda de personas que frecuentan edificios de oficinas en la zona de Catalinas, de Retiro y del área de Puerto Madero.  “Los habitantes de la zonas sur y oeste de la ciudad serán muy beneficiados, ya que se mejorará su accesibilidad al área central por la vinculación que la línea E tiene con la H”, dijo Schiavi.

Comentarios