Tras las elecciones realizadas en la Central de Trabajadores Argentinos, se conoció que en el Subte hubo una fuerte abstención. Posturas a favor y en contra de la participación enfrentan a los delegados.

Luego de que se produjera el ingreso de AGTSyP en la CTA, las rivalidades internas comenzaron a tomar forma a medida que se acercaba la fecha de elección de autoridades en la central obrera alternativa.  Aquella incorporación generó fricciones entre sectores del naciente sindicato del Subte: mientras unos apoyan el ingreso a la CTA, representados por Néstor Segovia (delegado línea C) y Roberto Pianelli (delegado línea E),  otros como Claudio Dellacarbonara (delegado línea B) se oponen con firmeza.

Mientras duró la campaña para las elecciones de la CTA, ambos grupos tomaron posturas claramente definidas.  El sector representado por Segovia y Pianelli, quien incluso fungió como candidato, adhirió a la denominada “lista 10” encabezada por Hugo Yasky, actual titular de la CTA y a quien sus opositores endilgan cercanía con el kirchnerismo.  El sector más afín a Dellacarbonara, cercano al Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS), decidió no apoyar a ningún candidato y llamó a la abstención.

En un artículo publicado en el sitio web del PTS, Dellacarbonara expone que “el apoyo político a la lista 10 del Gobierno va contra la lucha que llevamos adelante durante todos estos años, donde no sólo enfrentamos a la patronal sino también al Ministerio que nos niega el reconocimiento mientras negocia todo con la UTA y fortalece a la dirección de la CTA que no responde a los intereses de los trabajadores”.  En ese sentido, critica la demora de los delegados afines a Yasky en tomar medidas de protesta por la situación de los trabajadores de Paraná Metal (empresa metalmecánica, propiedad del empresario kirchnerista Critóbal López, cuyos trabajadores cortan la ruta 9 en repudio a los despidos que quiere instrumentar la gerencia): “tuvieron que pasar casi dos semanas de cortes de la autopista de los obreros de Paraná Metal para que los dirigentes de la CTA se dignen a convocar a medidas de apoyo, de las que el Subte participó de apuro con una apertura de molinetes en la línea “C”.”

Para graficar la situación, Dellacarbonara expresa que entre los trabajadores del subterráneo se vive una “gran confusión” por la adhesión de un grupo de delegados a la lista 10.  Mientras unos rechazan de plano la orientación tomada por estos delegados, otros expresan que si bien no están de acuerdo con ellos, una victoria de la candidatura de Pianelli podría facilitar la concreción de los objetivos de AGTSyP.  Dellacarbonara rechaza que esto último pueda ser beneficioso para el nuevo sindicato: “quieren utilizar los votos de los trabajadores del Subte para hacer fuerte el proyecto yaskista.”, refuta.

Pablo Peralta, delegado de la línea H, se expresó por el mismo medio aunque en términos más duros.  En referencia a Segoia y Pianelli, opinó que “los compañeros le han perdido el pulso a la base”.  “Esa es la consecuencia de abrazarse al gobierno de los Kirchner que utilizan un estilo “nacional y popular” para que miles de genocidas sigan en libertad, mientras Julio López y Luciano Arruga están desaparecidos, para sostener a la burocracia de Moyano, dirigente del PJ bonaerense y permitir que las clases dominantes ganen fortunas a costa de la superexplotación de millones de trabajadores.”  Esta reacción surgió luego de que Segovia tildara de “milicos” al sector del sindicato del Subte que se negó a participar en las elecciones de la CTA.

Abstención

En virtud de estos acontecimientos, el sector combativo de AGTSyP llamó a la abstención.  Según sus estimaciones, sólo 564 trabajadores de los casi 1700 que tiene el Subte fueron a votar a la CTA.  Claudio Dellacarbonara señaló que “el ingreso a la CTA se resolvió en forma inconsulta, evitando dar un amplio debate en las asambleas de base, como corresponde a la democracia sindical”.  “Rechazamos también la integración a la oficialista lista 10 de Yasky, aliado a (ministro de Trabajo, Carlos) Tomada y al Gobierno, quienes estuvieron en la más absoluta ilegalidad desconociendo a nuestra organización, AGTSyP, mientras negocian con la UTA como gremio del Subte”.

Afiche por la abstención, en la estación Perú
 

Comentarios