El GCBA cedió a SBASE un predio en Entre Ríos y la Autopista 25 de Mayo para construir un nuevo Puesto de Control de Operaciones (PCO). La decisión es resistida por los vecinos del barrio de San Cristóbal, ya que allí funciona desde hace 25 años un polideportivo abierto a la comunidad.

El Gobierno de la Ciudad (GCBA) ha decidido traspasar a Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) un predio ubicado en la avenida Entre Ríos 1260, bajo la Autopista 25 de Mayo, para que la empresa estatal instale allí un nuevo Puesto de Control de Operaciones (PCO).

La decisión suscitó una fuerte polémica con los vecinos del barrio de San Cristóbal, ya que en ese predio funciona desde diciembre de 1991 (gracias a una ordenanza municipal) un polideportivo al que concurren unos 300 niños y jóvenes del barrio que, de momento, se quedarían sin lugar para realizar actividades deportivas y culturales que tienen lugar allí.

“Somos el único predio en el barrio que, de forma gratuita, trabaja con el objetivo de ofrecer herramientas para el desarrollo de la sociedad; no son temas aislados, sino que forma parte de un proyecto comunitario” explicó al diario La Nación el responsable del predio, Adolfo Gil, quien detalló que además de actividades deportivas, en ese lugar también se brinda “apoyo escolar, clases de folklore, salsa y bachata, además de talleres en formación de oficios”.

SBASE explicó que se decidió emplazar allí el nuevo PCO debido a su cercanía “estratégica” con el Subte y a las posibilidades de ampliación que ofrece. Este PCO permitiría monitorear las seis líneas de la red, en lugar de las cuatro (A, B, D y E) que controla el actual, ubicado en la estación Moreno de la línea C y cuya construcción corrió por cuenta de Metrovías.

Si bien está previsto que la decisión se haga efectiva a partir de mañana, 1° de marzo, desde el polideportivo adelantan que “no vamos a salir, aquí nos vamos a quedar” ya que alegan no haber recibido respuestas favorables desde el gobierno porteño para acordar una relocalización de las instalaciones: “nos dijeron que nos llamarían, pero no tuvimos respuesta”, afirman.

Comentarios