Diputado nacional propone extender línea D

En discordancia con los planes de la Ciudad, Norberto Erro, del bloque Concertación Plural, busca prolongar la línea D hasta Puente Saavedra.

El diputado nacional por el bloque de la Concertación Plural, Norberto Erro, presentó un proyecto de resolución en el cual propone que la línea D de subtes una finalmente a la Ciudad de Buenos Aires con la zona norte del Conurbano bonaerense.

Para ello, la propuesta busca extender desde la actual cabecera Congreso de Tucumán hasta la Avenida General Paz bajo la traza de la Avenida Cabildo unos 2.000 metros de túnel y la creación de dos estaciones: Manuela Pedraza y Puente Saavedra.

Atento a los problemas de tránsito que padece a diario la Ciudad, Erro considera que “la prolongación de la línea sería fundamental para descongestionar parte del tránsito de la Capital Federal y permitiría que los vecinos de la zona norte tengan una alternativa más para llegar al centro porteño o a los barrios que une el subte D”.

Juntamente con este pedido, el legislador también recomienda que se construya una playa de estacionamiento debajo de la avenida Maipú (la continuación de Cabildo, en el partido de Vicente López) o de la avenida Cabildo.

La idea reflota el viejo objetivo de emplazar la última estación de la línea verde en el límite de la capital con provincia para agilizar el trasbordo de las numerosas líneas de colectivos y descongestionar el tránsito en la ciudad.

De hecho, el plan original de extensión de la línea D desde el barrio de Palermo hasta Núñez contemplaba en un principio la creación de la estación Manuela Pedraza como cabecera definitiva, algo que se vio reflejado incluso en los carteles que Metrovías había instalado de forma anticipada a la inauguración de Juramento y Congreso de Tucumán.

La iniciativa no prosperó y finalmente la última estación terminó siendo Congreso de Tucumán, al límite del barrio de Núñez.

No obstante, el trayecto de unos 500 metros entre la estación Congreso de Tucumán y la calle Manuela Pedraza se ha convertido en la principal cochera de la línea D, finalizada hace apenas 2 años, la cual cuenta con un túnel de 4 vías construido en parte bajo la metodología Cut&Cover, lo que permitiría, en un futuro, la fácil finalización de la sin terminar estación Manuela Pedraza.

El Gobierno de la Ciudad, en coincidencia con casi todos los especialistas en movilidad y transporte, decidió a fines de la década del 90 no extender la línea D más allá de Congreso de Tucumán debido a la saturación de pasajeros, realidad que ya sufren los usuarios que buscan abordar un tren en hora pico entre las estaciones Plaza Italia y Tribunales.

Aunque el nuevo sistema de señales ATP instalado en 2006 y puesto en marcha al 100% hace casi 3 meses aún no ha sido ajustado de forma completa, lo que produce serias demoras e inconvenientes casi todos los días, lo cierto es que tras la calibración definitiva la frecuencia se podrá incrementar hasta 2 minutos entre tren.

Sin embargo, los especialistas en la materia aseguran que los inconvenientes a la hora de viajar continuarán ya que la línea atraviesa las zonas más pobladas de la capital, combina con dos ferrocarriles y es la que más se acerca a la General Paz.

El proyecto del diputado nacional, entonces, debería contemplar ciertas alternativas a la mejora del trazado existente antes de planificar una extensión, o bien, ponerse en concordancia con los proyectos vigentes de extensión, los cuales buscan descongestionar las líneas actuales antes de continuar sus extensiones que sólo beneficiarán a los habitantes de las afueras de la ciudad, al tiempo que perjudicarán a todos los ciudadanos que intenten -probablemente sin éxito- utilizar la línea de subte que pagaron con sus impuestos durante los últimos 10 años.

Comentarios