El Subsecretario de Transporte de la Ciudad dijo en un programa radial que "lamentablemente hay una visión errónea de que el Subte resuelve el tránsito" y sostuvo que el Metrobús es superior pues incentiva a los automovilistas a usar el colectivo. Respondió con evasivas sobre la futura expansión del Subte.

El Subsecretario de Transporte de la Ciudad, Guillermo Dietrich, dialogó este miércoles con el periodista Marcelo Zlotogwiazda en Radio Del Plata y respondió preguntas de los oyentes del programa. Un vecino de Colegiales le preguntó al funcionario, que es la máxima autoridad del transporte en la Ciudad, si el GCBA pensaba continuar solucionando los problemas de movilidad sin encarar un plan de expansión del subterráneo.

La respuesta de Dietrich dejó atónitos a varios de los presentes. Para el subsecretario, el Subte no resuelve los problemas de tránsito porque no evita que se siga produciendo congestión, no quita espacio al transporte vehicular particular y supuestamente no atrae al automovilista para cambiar sus estrategias de movilidad, algo que según su perspectiva sí lograría el Metrobús por su visibilidad.

“Lamentablemente hay una visión errónea de que el Subte resuelve el tránsito” empezó Dietrich, para rematar que “cualquiera que le prometa que con playas de estacionamiento, con subtes, con esto o con aquello va a evitar la congestión le está mintiendo”. El responsable de Transporte dio una confusa explicación basada en que metrópolis como Londres, Nueva York o Pekín tienen cientos de kilómetros de subtes y sin embargo hay congestión vehicular: “¿Por qué? Porque se venden 24 millones de autos por año. Es así, vive cada vez más gente. Vos podés hacer 5000 km de subte y lo que vas a hacer es darle…”.

En ese momento Zlotogwiazda interrumpió a Dietrich para preguntarle si con eso estaba diciendo que el GCBA no piensa ampliar la red. La respuesta del subsecretario: “No, lo que estoy diciendo es que hay que separar la discusión. […] Pensar que porque hagamos 100 km de subte, mismo 200 km de Metrobús, vamos a desaparecer la congestión no es cierto. Te diría que el Metrobús impacta más favorablemente en la congestión que el Subte. ¿Por qué? Porque el Metrobús le da más espacio a la gente y se lo saca al auto”.

Luego Dietrich fundamentó el presunto mayor impacto del Metrobús en el “efecto contagio” que produce en los automovilistas: “Cuando vos vas en el auto, y yo siempre lo digo, el tipo que va en el Audi 0 km que vale 100 mil dólares por primera vez en la historia de la Ciudad va más lento que el tipo que va en el colectivo Mercedes Benz con otras 50, 60 personas. Ese hecho hace que en algún momento esa persona diga ‘Che, ¿y si me cambio de modo y me subo al colectivo?‘”.

Preguntado por los planes de expansión del Subte en un futuro gobierno PRO, Dietrich destacó su preferencia por Rodríguez Larreta y evitó dar un cálculo: “En kilómetros es difícil medírtelo”.

Ante la insistencia de Zlotogwiazda, repitió los escuetos conceptos vertidos por el Jefe de Gabinete en el debate televisado del miércoles pasado: “Vamos a tener obviamente la H terminada, vamos a terminar la E… y eventualmente… seguramente vamos a empezar con la F”. La línea H ya se encuentra licitada hasta su trunca terminal de Facultad de Derecho y la E tiene la obra civil finalizada a la espera de vías y componentes electromecánicos, con lo cual la promesa se reduce a “eventualmente… seguramente” dar comienzo a las obras de la línea F, que según la ley 670 debería unir Constitución con Plaza Italia.

Ocho años después del famoso “¿Qué somos, estúpidos, que no podemos hacer 10 km de subte por año?” de Mauricio Macri durante la campaña electoral de 2007, el discurso del GCBA ha girado, si no a oponerse públicamente al Subte, a fundamentar su no-expansión o la superioridad del Metrobús. Tanto es así que la segunda promesa de campaña de Rodríguez Larreta fue un nuevo Metrobús que reemplaza en los hechos la traza de la proyectada línea I. El anuncio lo hizo acompañado de Dietrich.

No deja de ser curioso que, para una formación política tan afecta a señalar el ejemplo del mundo desarrollado, la inspiración para Buenos Aires no sea el transporte público de las ciudades europeas sino el de Lima o Bogotá.

Comentarios