Se trata del primer proyecto ferroviario que será ejecutado con la modalidad de Acuerdo de Participación Público - Privada. El nuevo ramal permitirá acceder por ferrocarril al yacimiento de hidrocarburos de Vaca Muerta.

El ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, manifestó que es probable que este año comiencen las obras del acceso ferroviario al yacimiento de hidrocarburos de Vaca Muerta.

Asi lo expresó el funcionario en una conferencia de prensa en el aeropuerto Presidente Perón de la ciudad de Neuquén en la que declaró ante periodistas locales que “venimos trabajando el desarrollo del tren Norpatagónico, como lo estamos rebautizando. El impacto va a ser muy importante para conectar nuestra Argentina, de Neuquén a Bahía Blanca”.

El proyecto, que será el primero en el que se utilice la modalidad del Acuerdo de Participación Público-Privado en el ámbito ferroviario prevé la construcción de un ramal ferroviario hasta Añelo, en la provincia de Neuquén, y la renovación de vías del ferrocarril Roca desde Bahía Blanca hasta dos posibles puntos desde los que el nuevo ramal podría unirse a la red actual: si se realiza hasta Contraalmirante Cordero -provincia de Río Negro- habría que renovar 615 kilómetros de vías existentes y construir 85 kilómetros de vías nuevas hasta Añelo. En cambio, si el empalme se colocara en Chinchinales demandaría la renovación de 450 kilómetros de vías pero el tendido de 250 kilómetros de nueva infraestructura.

Esta obra se complementará con el mejoramiento del trazado entre Bahía Blanca y Buenos Aires por vía Lamadrid, que permitirá a las formaciones acceder a Vaca Muerta desde ambas ciudades portuarias.

Comentarios