El ministro de Transporte dijo que el servicio salteño le hace perder 36 millones de pesos al año al Estado. Pese a esto, anunció la puesta en marcha de una segunda formación: se trata de un cochemotor Alerce igual a los que se usan en la línea Belgrano Norte.

En el marco de su visita a la provincia de Salta, el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, calificó de “deficitario” al servicio ferroviario Salta – Güemes. En conferencia de prensa, Dietrich precisó que de acuerdo a cifras de Trenes Argentinos Operaciones, el servicio ocasiona la pérdida de 36 millones de pesos anuales.

Pese a esto, el ministro informó la incorporación de una segunda formación para el servicio: se trata de uno de los ya conocidos cochemotores Emepa Alerce de la línea Belgrano Norte. En los últimos meses, unidades como estas habían cumplido servicios expresos ante la crisis de material rodante y tractivo que afectó a ese ramal, operado por la concesionaria Ferrovías.

Un Alerce en Salta.

Los Alerce habían sido encargados en 2014 y estaba previsto adquirir 20 formaciones concebidas para el servicio diferencial de la línea Belgrano Norte. Sin embargo, el servicio tuvo corta vida acabó siendo cancelado por la actual gestión, razón por la que se le están buscando nuevos destinos a este material rodante.

El servicio Salta – Güemes fue inaugurado en 2012 y, hasta ahora, operaba con un único coche motor Apolo. El año pasado había estado más de dos meses sin funcionar debido a que esa formación se vio involucrada en un accidente vehicular que la dejó inoperativa. Ante la necesidad de contar con una segunda formación se había adquirido un cochemotor Materfer de trocha angosta (similar a los que ya funcionan en el Chaco) que el año pasado fue probado en la provincia de Córdoba antes de ser enviado a Salta. Sin embargo, no hubo novedades al respecto.

Comentarios