Destinarán un coche motor Materfer al servicio Salta – Güemes

Materfer se encuentra realizando pruebas con un coche motor de trocha angosta que será destinado a la provincia de Salta. La formación, compuesta por tres coches, fue evaluada en los ramales CC y A1 del Ferrocarril Belgrano.

Materfer se encuentra realizando pruebas de circulación en la provincia de Córdoba con un coche motor cero kilómetro, que será entregado próximamente a Trenes Argentinos Operaciones para su servicio Salta – Güemes.

Se trata de una tripla diésel (integrada por dos coches con cabina y un coche intermedio) de trocha angosta similar a las duplas que fueron entregadas desde el año pasado para los servicios metropolitanos de Resistencia, que dependen del Estado nacional pero que las actuales autoridades buscan transferir a la provincia.

En las últimas semanas de julio la tripla en cuestión fue probada en el ramal CC del Ferrocarril Belgrano, desde Alta Córdoba hasta Río Primero, corriéndose el rumor de que la formación sería destinada a un supuesto servicio entre la capital cordobesa y la provincia de Santa Fe, algo de lo que llegaron a hacerse eco algunos medios locales.

Una de las duplas Materfer de trocha angosta para Chaco, de similares características a la que será destinada a Salta.

Una de las duplas Materfer de trocha angosta para Chaco, de similares características a la que será destinada a Salta.

Sin embargo, luego de quedar estacionada por algunos días a la salida de Alta Córdoba se realizó una segunda prueba en el ramal A1 del Belgrano, entre Alta Córdoba y la estación Cassaffousth, siguiendo la traza que recorre el Tren de las Sierras.

Fue el propio presidente de Materfer, Sergio Taselli, quien explicó que estas últimas pruebas se encararon con el objetivo de evaluar el comportamiento de la formación ante la pendiente de las vías, confirmando que la tripla será destinada a Salta. Algunos medios consignaron erróneamente que se trataba de un “tren eléctrico”.

Cabe recordar que el servicio Salta – Güemes opera actualmente con una sola formación Apolo de origen español (ex Serie 2400 de Renfe) que fuera transferida desde la provincia de Chaco, ya que la originalmente destinada a esta prestación fue afectada por un choque con un micro de larga distancia, lo que obligó a la interrupción del servicio entre febrero y abril de este año. Esta situación implica que, ante cualquier desperfecto con ese tren, el servicio queda interrumpido.

Esta es la cuarta y última formación de trocha angosta que el Estado nacional compró a Materfer durante la gestión de Florencio Randazzo. Las otras tres, configuradas en duplas, ya se encuentran operando en el Chaco.

En tanto, los coches motores de trocha ancha fabricados por la firma cordobesa dieron pobres resultados: los dos afectados al Tren del Valle, que une Cipolletti con Neuquén, han sufrido múltiples desperfectos que causan irregularidad de las prestaciones, lo que no ha impedido un moderado éxito de los servicios; en tanto, los del servicio Victoria – Capilla del Señor se encuentran apartados del servicio desde hace varios meses debido a fallas técnicas.

Comentarios