Esta tarde los trenes circularon entre Catedral y José Hernández por un importante desperfecto ocurrido en una formación Fiat Materfer.

A las 15:25 de este domingo tuvo lugar un desperfecto técnico originado por una falla mecánica en la formación M de la flota Fiat-Materfer que circulaba en dirección a la cabecera Congreso de Tucumán.

El episodio ocurrió a la altura de la estación Juramento, cuando dicho tren padeció un desprendimiento de la cabeza de acople (sistema de enganche entre coches) perteneciente al coche Nº 1-18-7, provocando un grave daño y la detención inmediata de la formación.

Esto trajo como consecuencia la interrupción total de la línea por unos minutos, para luego establecer un servicio reducido entre las estaciones Catedral y José Hernández, lo que duró poco más de 3 horas.

En la formación no viajaban pasajeros ya que la misma se encontraba realizando un viaje de prueba para detectar posibles anomalías en su funcionamiento.

Cabe destacar que los coches Fiat Materfer -de fabricación argentina en la década del ’80- fueron diseñados especialmente para la línea E, luego transferidos a la línea D.

Estos coches son la flota que menor mantenimiento por kilómetro recorrido recibe. Incluso muchos coches se encuentran fuera de funcionamiento por no estar en correctas condiciones para prestar servicio.

Comentarios